Un descuido no lo puede tener cualquiera

… Y mucho menos en una comparecencia pública y rodeado de “alcachofas”. El último episodio lo ha protagonizado el presidente de Uruguay, quien con una sonrisa le decía a su compañero de mesa, el alcalde de la localidad uruguaya de Florida, Carlos Enciso, “esta vieja es peor que el tuerto” en referencia a la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, y a su antecesor y marido, el fallecido Néstor Kirchner.  Una frase sin duda totalmente desafortunada que viene a sumarse a las muchas otras que destacadas personalidades del mundo de la política, de todos los colores,  han “soltado”… Desde el “manda huevos” del ex Presidente del Congreso español, Federico Trillo;  hasta el «Lo que pasa es que nos conviene que haya tensión» que el ex presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, confesaba a Iñaki Gabilondo tras una entrevista y con la cámara aún abierta.

Un rosario de desdichadas “perlas informativas” que se han deslizado sin tener en cuenta una de las normas más elementales en comunicación: una entrevista y/o comparecencia empieza en el mismo momento en el que se entra en el recinto donde se va a producir y acaba cuando sale de él (plató de TV, estudio de Radio, etc.), es decir, cuando los medios técnicos (micrófonos y cámaras) se han retirado por completo y los periodistas, una vez realizado su trabajo, se han ido a sus redacciones a elaborar la información. En Comunicación, un cero patatero para el uruguayo Mújica y otro cero patatero para sus asesores de imagen… Y una enseñanza para todos aquellos que tengan que mantener trato con los Medios, sean estos políticos o empresarios.

Charo Gómez, Directora. 

@CharoGmez1

Sin comentarios aún.

Escriba un comentario

Mensaje

istanbul evden eve nakliyat