Junta de Accionistas: tiempo de rendir cuentas

blankINVERTIA, 16/02/2011.- Artículo de Sonia Díaz, directora de Estudio de Comunicación. Puede ver aquí la reseña o acceder a Invertia.

—————

Ha acabado un año muy difícil. 2010 fue malo para la inmensa mayoría de compañías, cotizadas o no, españolas o extranjeras. Y se acerca el día de contarlo. Para los ejecutivos, llega el momento de rendir cuentas. En primer lugar, a sus Consejos de Administración. Con posterioridad, a sus accionistas. Un Presidente de un gran banco español, cliente de nuestra firma, lo decía gráficamente: “en este banco mandan los accionistas un día al año, los consejeros un día al mes y el resto de los 352 días mando yo”.

La Junta de Accionistas es uno de los eventos más importantes del año para cualquier sociedad. Si cualquier acto debe estar bien organizado, en la organización de la Junta, sencillamente, no se puede fallar.

Por un lado, están todas las cuestiones legales de organización, tales como los anuncios de convocatoria. Anuncios que persiguen cumplir la ley pero también que los accionistas se enteren de la celebración de la Junta.

Por otro lado, están las cuestiones logísticas: identificación de espacios adecuados; contratación de equipos humanos y técnicos; decoración; dinámica de registro, acreditaciones, entrega de documentación y regalos; organización de eventos o acciones paralelas (ruedas de prensa, invitaciones a analistas y otros públicos de interés), etcétera. Añadamos ahora a estas tareas toda la difusión/participación on line de la Junta. En este ámbito no estamos en momentos de grandes lujos, pero si de puestas en escena eficaces.

Además, está la obligación de rendir cuentas del primer ejecutivo. Su discurso ha de ser claro. Ha de explicar con precisión los resultados de su gestión. Máxime en estos tiempos que corren, en los que las noticias no suelen ser tan buenas como en otras ocasiones y en los que se incrementan las exigencias. Qué decir y cómo decirlo es relevante para la percepción, comprensión y generación de actitudes positivas o negativas en los públicos de interés. Por ejemplo, definir el orden (al principio o final del discurso) en el que deben exponerse los mejores argumentos para convencer a nuestros interlocutores, que deberá hacerse en función de parámetros como la motivación de la audiencia y su capacidad para pensar en el mensaje.

Con las nuevas leyes, ya no vale aquello de organizar la Junta en un sitio para que pase lo más desapercibida posible, ni se pueden cometer errores como los que se pudieron cometer en el pasado. La tendencia a la transparencia y la participación del accionista es irreversible e imparable. Hay que hacer las cosas bien. Todo. Tanto las cuestiones organizativas, como las jurídicas y las de contenido y mensaje.

Por ejemplo, desde el 3 de septiembre de 2010, la ley obliga a todas las sociedades anónimas cotizadas a proveer a sus accionistas de un Foro Electrónico de Accionistas. Éstos podrán presentar propuestas complementarias al orden del día anunciado en la convocatoria, la solicitud de adhesión a dichas propuestas, iniciativas para alcanzar el porcentaje suficiente para ejercer derecho de minoría previsto en la ley y ofertas o peticiones de representación voluntaria. Nuevos soportes de comunicación que, bien gestionados, permitirán a las compañías interactuar con sus accionistas y conocer de primera mano su opinión y mal gestionados pueden suponer un serio problema para los gestores.

Ha llegado el momento de rendir cuentas, y éstas han de ser lo más claras posible. En estos tiempos, las Juntas de accionistas juegan un papel más decisivo que nunca y la comunicación en esas juntas debe ser cuidada al máximo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.