Anuncios, realidad y Comunicación

Dinero fresco. Miles de euros disponibles para cualquiera que los necesite. Sólo hay que pasarse por el banco y pedir un crédito. Es el mensaje que lanzan los nuevos anuncios publicitarios de entidades financieras y del propio Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) para incrementar el flujo de créditos tanto a particulares como a empresas. Pero, ¿existe realmente la voluntad de asumir nuevas deudas por parte de las familias y los empresarios españoles? El periodista Salvador Arancibia tiene serias dudas al respecto, tal como publicó en Expansión, en el artículo La publicidad sustituye a la realidad.

Arancibia afirma que las campañas publicitarias del FROB y de los bancos van dirigidas a anunciar que “ya no hay problemas para que los bancos, intervenidos o sanos, empiecen a dar créditos a las pequeñas y medianas empresas porque se han arreglado los problemas del sector”. Sin embargo, y pese a que las campañas de publicidad pretendan fomentar la petición de préstamos y así poner más dinero en circulación, la situación es inexorable: “…la realidad muestra que lo que ocurre, y va a seguir pasando al menos este año y posiblemente el próximo, es que el volumen total de créditos va a seguir descendiendo porque las empresas y las familias lo que tratan es de reducir su nivel de endeudamiento con el objetivo de reequilibrar su situación financiera…”, explica Arancibia.

El columnista pone de manifiesto que una cosa es lo que se pretende y otra lo que la realidad impone: “Lo que ocurre es que en el Gobierno parece que se piensa que el crédito puede reanimar la actividad económica, mientras que en los bancos, empresas y familias, lo que se tiene claro es que sólo cuando la economía mejore empezará a tener sentido endeudarse porque entonces habrá mayores posibilidades de devolverlo”.

Desde el punto de vista de la Comunicación, esta claro que no es un buen camino crear falsas expectativas y que la Comunicación debe servir para dar a conocer la realidad, no para cambiarla. Si no hay crédito, no hay crédito, por mucho que lo diga un anuncio publicitario. Lo malo es que hay campañas que pueden conseguir los efectos contrarios a lo que pretenden.

Estudio de Comunicación España

@EstComunicación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.