Apps relámpago, ¿cómo evitar que acaben siendo borradas?

Somos móviles. Es un hecho que nadie puede cuestionar. Desde que llegara el GSM a nuestras vidas hace ya 24 años todos -o prácticamente todos- tenemos un dispositivo que hace las veces de navaja multiusos. Apps para comprar, para charlar, para leer, para crear, escanear, retocar, calcular, traducir… e incluso para encontrar al sacerdote más cercano (véase: Confesor Go).

En este imparable boom son muchas las empresas que han apostado por desarrollar sus propias aplicaciones móviles para conectar con clientes y empleados, pero las cifras del Observatorio de Transformación Digital Móvil de la tecnológica Bluumi dejan entrever que aún hay mucho por hacer. Tan solo un 5% de las compañías españolas cuenta con una aplicación móvil aunque, aventuran, en 2018 se subirán al carro del mobile un 12% más.

¿Es suficiente con crear una App para mejorar las relaciones entre empresa y stakeholders? ¿Nos hemos planteado si será útil para ellos o si se las estamos ofreciendo de la forma en que quieren usarlas?

Lamentablemente, en la mayoría de las ocasiones no.

Un reciente estudio de la tecnológica desvela que 4 de cada 5 aplicaciones acaban  borradas, siendo la falta de espacio en el terminal y la falta de utilidad los principales motivos señalados por los encuestados. El 95% de las apps no satisfacen ni la mitad de las funciones que los usuarios dicen que necesitan. ¿Por qué mantener una aplicación cargada de mensajes comerciales que emite dos notificaciones al día? ¿Qué interés puede tener para las personas?

Los usuarios ya demandan tecnologías móviles que les permitan agilizar los procesos que se van a encontrar en su día a día. Son los principales interesados en descargar y utilizar este tipo de aplicaciones; los que buscan canales alternativos para comunicarse y alcanzar sus objetivos. Siempre y cuando cumplan con sus expectativas y no ocupen más MB de los estrictamente necesarios, eso sí…

Construir con cabeza, centrados en ofrecer un producto de calidad y partiendo de las necesidades y hábitos del usuario puede marcar la diferencia en el éxito de una App corporativa.

Por Nerea Nuevo, consultora sénior de Estudio de Comunicación España.

@NereaNuevoM

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.