Benito Berceruelo en el programa "Capital"

Benito Berceruelo, Consejero Delegado de Estudio de Comunicación analizó  en el programa Capital de RadioIntereconomía el panorama actual del mundo de la comunicación. Berceruelo cree que actualmente la gestión empresarial está dominada por la necesidad de ser transparentes. “La comunicación empresarial en España se rige hoy en día por la transparencia obligada, no es algo voluntario -lo fue hace 33 años cuando nació  Estudio de Comunicación-“. Y es que, “el que no comunica también comunica, porque el silencio muchas veces es peor que la comunicación”.

Para Benito este contexto también ha supuesto nuevos retos, por ejemplo, para la publicidad, que “ha jugado un papel fundamental y lo sigue jugando para dar a conocer los productos. Lo que pasa es que hoy el consumidor no solo quiere conocer las cosas, también quiere confiar en ellas. Incluso, les exige algo más. Quiere que los productos tengan detrás un alma y una responsabilidad social corporativa”.

Pese a todas las dificultades del nuevo panorama, Benito pone un notable (en concreto, un 7,5) a la comunicación empresarial en España. “Las empresas cada día lo están haciendo mejor y han mejorado mucho sus sistemas de comunicación. Desde que empezamos a trabajar hace 33 años, hoy vivimos otro mundo. En ese periodo, han nacido profesiones nuevas, como los directores de comunicación o los community managers. Todos los días asistimos a nuevos campos profesionales que mejoran la comunicación de las empresas”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.