Bosé, el peso de la marca personal

No hay ninguna duda del peso que puede llegar a tener una marca personal. Un rostro conocido por el gran público puede conseguir arrastrar multitudes con consecuencias negativas.

Una de las polémicas más notables de este verano es todo el ruido generado por el movimiento negacionista contra el Covid19. Esta corriente de pensamiento -por llamarla de alguna manera- tuvo su ‘momento de gloria’ el pasado 16 de agosto, gracias a la concentración ciudadana contra la supuesta falta de libertad que supone el uso de mascarilla sanitaria en las circunstancias actuales.

Miguel Bosé -quien cuenta con una trayectoria profesional de casi 50 años y el reconocimiento del gran público- ha sido uno de los convocantes del evento que tuvo lugar en la plaza de Colón en Madrid. Un despropósito que ya está empezando a sumar nuevos positivos en coronavirus. El músico debería ser consciente del peso que tiene su ‘marca personal’ y, por tanto, de la influencia que puede tener sobre sus seguidores y la opinión pública en general.

Parte de la ciudadanía puede tender a asumir aquello que manifiesta un personaje relevante acerca de cualquier ámbito que nos afecta a todos, aunque esté hablando de un tema que no conoce. Es decir, un músico no debería hacer ciertas afirmaciones categóricas sobre temas médicos y de salud pública.

De forma similar se ha pronunciado en los últimos meses el presidente de los EE UU, Donald Trump, quien hablaba hasta hace relativamente poco de “virus chino” y de la posibilidad de inyectar desinfectante en el cuerpo humano para hacer frente al Covid19. Trump, además, rechazaba el uso de mascarillas, aunque afortunadamente ha acabado rectificando su postura. Este es un ejemplo más de cómo un personaje público relevante puede llevar a una sociedad (y a su sistema sanitario) al borde del abismo.

El 20 de agosto, Bosé empezó a publicar vídeos en redes sociales para intentar desdecirse sin acabar de hacerlo del todo. El cantante afirma que el virus existe, pero que deberíamos cuestionar la información que recibimos acerca del Covid19. Y, lejos de rectificar y ahondando en el error, señala que la “fuerza” del virus “está disminuyendo”, algo que, según Bosé, “es oficial”, mientras desde el Ministerio de Sanidad se nos dice que “las cosas no van bien”. De hecho, el propio Fernando Simón, una de las máximas autoridades en esta crisis, dio réplica a ciertos mensajes de Bosé: “No podemos dejar que los que cometen errores de interpretación de este virus tengan más peso y más influencia que los que sí que entienden qué significa el virus en realidad”.

La marca ‘Miguel Bosé’ tiene tanta fuerza que está contando con apoyos que pueden contribuir a agravar el problema que estamos viviendo. En un caso como este, la reputación y la marca personal juegan a favor del cantante, pero, muy probablemente, en contra de los intereses de la sociedad española en su conjunto.

En definitiva, debemos dejar que sean los expertos en cada materia quienes expliquen qué se debe/puede hacer y qué no. Todos nos jugamos mucho en la crisis del Covid19 y tenemos responsabilidades de las que debemos ser muy conscientes.

Por Biel Huguet, consultor sénior de Estudio de Comunicación

@BHuguetAlbons

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.