Buenas prácticas con sentido común

Estamos de enhorabuena. Periodistas, directores de Comunicación y regulador bursátil han consensuado un código de buenas prácticas sobre la relación de las empresas cotizadas con los Medios de comunicación. Las reuniones  entre la Comisión Nacional del Mercado de Valores @CNMV_MEDIOS ; Asociación de Periodistas Económicos @APIE_es; la Asociación de Directores de Comunicación @DircomSpain  y los emisores de información han dado su fruto. Una guía  de buenas prácticas para la Comunicación Financiera  acaba de ver la luz. Muy oportuna, máxime tras la encuesta realizada por la APIE en la que se recoge un dato que da que pensar: en el pasado ejercicio  20 de las 35 empresas del IBEX no realizaron presentación de resultados anuales. O dicho de otra manera, ya saben que el orden de los factores no altera el resultado, tan solo 15 de las 35 empresas del selecto IBEX reunió a los Medios para “rendir cuentas”. El presidente de la CNMV, Sebastián Abella, lo tiene claro y  valora “positivamente que las cotizadas convoquen a  los medios de comunicación, al menos una vez al año, con motivo de la presentación de sus resultados anuales, con participación de sus máximos ejecutivos, para informar sobre la marcha de la compañía y sus proyectos”.

La  guía está  repleta de sentido común. Y  tiene para todos. Contiene recomendaciones, tanto para empresas como para periodistas, que no por lógicas deben dejar de expresarse. Así, a las  cotizadas se les aconseja, entre otros aspectos que las informaciones que faciliten a la prensa contengan la  comparativa de los principales indicadores financieros y en periodos homogéneos; que las decisiones importantes se suscriban preferentemente al cierre del mercado y que la difusión de información relevante se haga sin demora para que pueda ser recogida por todos los Medios, incluso por los diarios de papel del día siguiente. En el otro lado, el de la prensa, las buenas prácticas difundidas por la CNMV valoran que en el caso de artículos de opinión de interés para el mercado o los inversores, y en particular si se refieren a situaciones que puedan suscitar controversia, se “revelen las vinculaciones con la materia tratada o posibles conflictos de interés que puedan afectar a sus autores”. Y también se considera especialmente relevante y positiva la función que pueden (yo diría deben..)  desempeñar los códigos deontológicos de autorregulación de la profesión periodística en el ámbito de la difusión de información de interés para los mercados.

Transparencia y confianza son dos conceptos que en Estudio de Comunicación consideramos claves en la Comunicación Financiera y que dieron título a uno de nuestros libros. Dos principios que cobran aún más importancia  tras este código de buenas prácticas para ambas partes: cotizadas y periodistas. Ambos deben jugar en el mismo tablero, con unas mínimas reglas, aunque voluntarias,  para que el juego sea limpio y en un entorno en el que cada día más cotizan al alza la transparencia y confianza no solo en los mercados sino también en estas intensas y apasionantes profesiones: periodista y comunicador.

Por Charo Gómez, socia en Estudio de Comunicación 

@CharoGmez1

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.