Caca

bolsacaca

En Facebook hay un grupo de fans de “Señoras con bolsa de plástico en la cabeza cuando llueve”. ¿Qué va a ser de ellas ahora que estas bolsas van a empezar a desaparecer de nuestras vidas? ¿Y qué va a ser de nosotros, consumidores de bolsas de plástico insaciables, cuando ya no las encontremos tan fácilmente en los supermercados?

Retos como este tenemos por delante los comunicadores. Explicar al resto de la humanidad que el mundo no se acaba con la desaparición de las bolsas de plástico, que su extinción acarreará beneficios medioambientales, y que el pequeño esfuerzo económico que vamos a tener que realizar al comprar bolsas de más de un sólo uso no es más que una pequeña contribución para que nuestros hijos, y los hijos de nuestros hijos, vivan en un planeta un poquito más limpio. Además, todo hay que decirlo, los consumidores nos hemos vuelto unos comodones y estamos acostumbrados a hacer la compra con una pila de bolsas a nuestra disposición. Bueno, sólo hay que cambiar una cosita: ahora cuando cojamos la lista de la compra nos tendremos que acostumbrar a coger también el carrito o la bolsa de la compra, como hacía nuestras abuelas y hacen en todos los países nórdicos o en nuestro vecino Portugal.

Pero comunicar esto y llegar a la conciencia del consumidor es difícil. Es verdad que todos hemos visto el documental de Al Gore sobre el cambio climático, pero cuando nos tocan nuestra comodidad y nuestro bolsillo la cosa cambia. Pero ahí están tanto la Comunicación como la Publicidad para superar este reto. Si juntos fuimos capaces de concienciar a la gente para que separara el plástico de la basura orgánica y del cristal; si fuimos capaces de hacer que en la mayoría de los hogares se creara un centro de basuras propio de un ayuntamiento con tres tipos de cubos de basura según su contenido y, sobre todo, si fuimos capaces de lograr que la gente bajara a tirar la basura cargada con tres bolsas distintas, ¿cómo no vamos a ser capaces de hacer entender a la gente que la desaparición de las bolsas de plástico beneficia a todos?

Un conocido supermercado ya ha empezado. Además de ser el primero en retirar estas bolsas de sus superficies, es el primero que está llevando a cabo una campaña (a mi parecer bastante acertada) para concienciar a los consumidores de los beneficios que tiene eliminar las bolsas de plástico de nuestras vidas.

Para poner un granito de arena en esta concienciación, voy a crear en Facebook un contra-grupo de fans de “Señoras con bolsa de plástico en la cabeza cuando llueve” que se llame “Señoras con el carrito de la compra de tela”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.