Calidad, calidad y calidad…

La gente no lee. Los jóvenes menos aún. Y ya si se trata de Internet, olvídate. Esta idea comúnmente aceptada a la hora de afrontar estrategias de comunicación en las Redes Sociales parece que se tambalea a la luz de un estudio publicado por el estadounidense Pew Research Center.

Las leyes no son eternas y deben adaptarse a la realidad que pretenden regular. Los Medios de Comunicación clásicos que desafiaban al generalizado sentido común imperante y se empeñaban, por tanto, en aportar contenidos de calidad, producidos sin improvisación tras semanas o meses de arduo trabajo, parece que ven ahora recompensada su labor.

De hecho, el citado estudio indica que quienes navegan desde el móvil, lejos de desecharlos de antemano, parecen prestar más atención a los textos de mayor extensión, lo que redunda en un mayor tiempo de permanencia en la página en cuestión y, por ende, en un engagement más alto, si cabe.

La tendencia internacional con ejemplos en EE.UU. y Latinoamérica, entre otros, corrobora lo anterior con casos claros que apuestan por lo que ya se conoce como el ‘periodismo de profundidad’. Algo necesario si se tiene en cuenta que la reflexión pausada y el análisis de los hechos y sus consecuencias no caben en los célebres 140 caracteres.

Asimismo, lo relevante de este movimiento, si me lo permiten, ‘retro’ al uso del ‘slow food’ gastronómico que supone una cierta vuelta al pasado, es no caer en la nostalgia. No, al menos, en la de formato, ya que utiliza plenamente las nuevas tecnologías disponibles vía móviles, tabletas y portátiles.

La muerte, anticipada por muchos desde hace años, del viejo oficio de juntar palabras para contar historias no parece tener, aún al menos, los días contados y comienza a ser una alterativa complementaria para generar tráfico en las redes ante los tradicionales y omnipresentes mensajes con listas de ‘gatitos’.

En cambio, dejar de reinventarse, con imaginación pero sin olvidar nunca las bases tradicionales sobre la que se asienta la profesión: ‘informar, formar y entretener’, sí podría ser el preludio, como diría uno de los grandes maestros, de la crónica de una muerte anunciada, en este caso, del periodismo.

Fernando Geijo, consultor sénior Estudio de Comunicación España

@fergeijo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.