Cómo cambiar el perfil de cliente con una estrategia de marketing de influencers

marketing de influencersEl Publicista.- Para las empresas digitales, especialmente aquellas cuyo producto o servicio se adquiere íntegramente de manera online, es capital conocer muy bien a sus clientes para poder captarlos a través del marketing digital.

Sea cual sea la marca o el producto, es de vital importancia conocer bien a nuestras audiencias y aplicar las estrategias que mejor se adapten a sus necesidades.  El marketing digital, al igual que la digitalización, avanza a pasos agigantados. Hoy en día el objetivo para cualquier empresa es potenciar su posicionamiento todo lo posible, ya sea a través de marketing digital, de contenidos o de influencers.

Seguro que con la lista de infinitas opciones que nos brinda el marketing te has planteado repensar tu estrategia en ese sentido, pero ¿por qué no hacerlo con marketing de influencers?

Una estrategia de marketing de influencers puede ayudarnos a aumentar nuestro reconocimiento de marca, a posicionar un producto, o a llegar a nuevos públicos, pero también puede ser eficaz para cambiar el tipo de perfil de los públicos de nuestro negocio. Algo que puede darse porque nuestra marca o servicio haya evolucionado, o incluso porque nuestro propio público haya madurado.

Antes de nada, ¿cuál es el valor del influencer para tu negocio?

Colaborar con influenciadores ayuda a las empresas a crear contenidos de interés que destacan por encima de todo el exceso de ruido que se genera y que tienen impacto directo en los grupos objetivos a los que nos dirigimos.

Además, de acuerdo con el último informe de Social Bakers, la eficiencia de las campañas de marketing de influencia, en marcas de entre de 10.000 y 50.000 seguidores, es muy alta.

Pero no solo eso, sino que también es positivo para construir confianza y para comunicar de manera rápida y directa los atributos de la marca.

¿Por qué es una buena idea utilizar el marketing de influencers para llegar al perfil de tu cliente deseado?

Porque si eres capaz de encontrar a esos perfiles que sean representantes de tu marca y cuyos públicos sean tus buyer personas, tu estrategia puede llegar a ser muy efectiva en un corto periodo de tiempo.

¿Cómo se consigue?

Lo primero es construir tu nuevo buyer persona y tener muy claro a quiénes quieres llegar. Así, a partir de ahí, puedes buscar los perfiles que más se asemejan a tu marca y cuyos seguidores son esa “persona” que hemos definido como target.

A continuación, tienes que analizar los perfiles y el tipo de interacciones que estos generan con sus públicos, valorar el número de seguidores y el engagement. Para ello, es importante que, además de realizar la investigación por tu cuenta, te pongas en contacto con los perfiles que crees que se adaptan a tus objetivos y pedirles que compartan las estadísticas de sus seguidores, ya que nadie mejor que ellos conoce a sus audiencias, y ya conocen qué productos, marcas o servicios son los que encajan con su público.

Una vez seleccionados los perfiles, ¿qué tipo de estrategia se puede seguir?

Lo ideal es analizar qué es lo que más encaja con cada influencer y ver qué es lo que mejor se adapta a ellos y a sus audiencias, así como a nuestra marca, y a partir de ahí plantear una estrategia en la que se combinen diferentes opciones en función del perfil y que se sostenga en el tiempo. Los propios influencer o sus representantes son también conscientes de los contenidos que les funcionan, y crear la estrategia de contenidos junto a ellos es también una buena idea para maximizar la rentabilidad. Además, es importante escucharles porque no siempre van a querer publicar tu contenido o promocionar una marca sino se siente identificados.  No obstante, proponemos a continuación una serie de opciones que pueden funcionar en las colaboraciones con influencers:

Contenido promocionado: pagar por tu contenido de marca o servicio para que sea presentado por los influenciadores.

Co-creación de contenidos: llegar a un acuerdo con un influencer para crear contenido de manera conjunta que pueda ser publicado tanto en los canales del influencer como en los de la marca o negocio.

Menciones: diseñar una estrategia en la que le influencer mencione a la marca, comparta su contenido o publique sobre nosotros. Ej. Hoteles en blogs de viajes

Concursos y sorteos: puede haber dos opciones, como que el influencer comparta tu evento con sus seguidores o realizarlo directamente desde su canal.

Afiliación: ofrecer un código único con el que el influecer se lleve un porcentaje por cada venta que se derive de su trabajo.

Códigos de descuento: ofrecer al influencer códigos de descuento únicos para que pueda promocionar y ofrecer a su público tu producto o servicio.

Embajadores de marca: formar relaciones con fans leales a la marca en las que mencionen o promocionen tu marca, productos y servicios a cambio de ofertas exclusivas, productos gratuitos o de ser destacados por la marca.

Takeover: ceder el control de los perfiles de usuario al influencer para realizar una acción concreta y supervisada.

Involucrar a los influencers en el desarrollo de uno de tus productos o servicios.

Por último, un consejo: tener en cuenta que si el usuario percibe que le estamos vendiendo descaradamente el producto la estrategia puede volverse en contra o sufrir rechazo por su parte. Para evitarlo, lo mejor es que tu producto sea presentado por los influencers con un estilo natural, fresco, desenfadado y como parte de su estilo de vida. Y es que, en definitiva, la naturalidad está de moda.

Silvia Rodríguez, directora en Estudio de Comunicación

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.