Comunicación y contenido, claves del éxito de Disney+

En noviembre de 2019, Walt Disney lanzó su propio servicio de streaming, Disney+, y en tan sólo un año, más de 86 millones de personas en todo el mundo se han suscrito a esta nueva plataforma. Este hito supone todo un éxito para la compañía. Con semejante número de usuarios, Disney+ entra a competir directamente con los líderes del sector como iQiyi o Tencent en China y Netflix o Amazon en todo el mundo.

En este contexto, cabe analizar algunas de las causas que han contribuido a que la nueva plataforma haya alcanzado un número de suscriptores muy por encima de las previsiones. La imagen y reputación de la compañía, así como su extenso catálogo de contenidos, son las principales razones que han permitido a Disney+ conseguir millones de usuarios de manera especialmente rápida. Por comparar, Netflix tardó nueve años en alcanzar el número de usuarios que tiene ahora Disney+, dato que ayuda a entender la magnitud del logro conseguido por la compañía.

Fue el propio presidente de la compañía, Bob Iger, quien anunció el lanzamiento de Disney+ en agosto de 2017. Desde entonces, se generó una gran expectación en torno a una nueva plataforma que tardaría todavía más de dos años en ver la luz. Además, anticipó su lanzamiento sin desvelar su nombre, lo que generó que tanto prensa como redes sociales lo denominarán inicialmente ‘Disneyflix’. Con el tiempo, cada nueva faceta de Disney+, ya fueran nuevas series o películas en producción, futuros estrenos o paquetes de precios, conseguía un gran impacto y repercusión.

Walt Disney está poniendo hoy en día el foco de su negocio en la nueva plataforma de streaming, lo que permite a la empresa mandar un mensaje de fortaleza a los mercados financieros en tiempos inciertos, demostrando la clara apuesta de la compañía en esta nueva plataforma frente a otras áreas de negocio que se han visto drásticamente afectadas por la crisis del coronavirus. Con los parques de atracciones cerrados, la caída de las ventas en tiendas de merchandising o la baja recaudación de los cines, Walt Disney ha conseguido poner en valor su imagen, construyendo una nueva narrativa en torno a su nueva plataforma de streaming, lo que está permitido a la compañía incrementar el precio de sus acciones en bolsa en momentos especialmente duros para las empresas de entretenimiento tradicionales.

Por Carlos Delclaux, consultor de Estudio de Comunicación.

@CarlosDelclaux 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.