#Comunicación online y Twitter

Adaptarse o morir, el viejo axioma vuelve a estar de moda en la profesión periodística. La irrupción de las redes sociales en el ámbito de la comunicación, lejos de ser un peligro para nuestro oficio, puede convertirse en una oportunidad. Así lo han reconocido algunos de los participantes en el seminario “El Español del futuro en el periodismo de hoy” que se ha celebrado en el monasterio riojano de San Millán de la Cogolla.

Allí se ha analizado el papel de Twitter como elemento que puede marcar el rumbo del nuevo periodismo y la forma de informar de los medios digitales. Esta red social ofrece la posibilidad de conectar con un número importante de personas que siguen los comentarios que en ella se ofrecen en tiempo real.  No obstante, como expusieron algunos de los expertos reunidos en el seminario, es necesario estar alerta porque a través de Twitter “se puede fomentar el ruido, el que una cosa de poca gente parezca mayoritaria”. Y añadían “Para conocer la realidad de verdad, hace falta un periodismo con perspectiva y valores y trabajo de profundización”.

En definitiva, de lo que se trata es de ‘HACER PERIODISMO’ (con letras mayúsculas), y responder a lo que nuestros lectores (o seguidores o amigos…) esperan de nosotros. Entre la ingente cantidad de información que circula por la red será necesario discriminar para saber la realidad de las cosas que suceden. Esto supone en sí mismo una oportunidad también para los periodistas, pues le permitirá adquirir prestigio y reputación profesional en función de su capacidad de hacer llegar información veraz entre el marasmo de comentarios que circulan por la red. Lo mismo ocurre en la comunicación corporativa. Si somos capaces de exponer adecuadamente la información de nuestra empresa: con transparencia, seremos capaces de ganar credibilidad y reputación. En las redes, como en el resto de herramientas de comunicación, no todo vale y quienes participan en ellas acaban descubriéndolo.

Señalaba en este foro la periodista Carmela Ríos “Twitter también es una caja de bombas, porque en un minuto puede minar la credibilidad”. Cierto. Todo depende del uso que cada uno haga de esta herramienta.

Por Gerardo Miguel, Consultor sénior de Estudio de Comunicación España. 

@GerardoMiguelb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.