#ComunicacionFinanciera: Explicarlo bien

El titular sale de una frase de Elvira Rodríguez, presidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, CNMV. La dijo en una entrevista que le hicieron en el programa “Las Mañanas”, de Radio Nacional de España. No llegó a expresarlo así, pero estaba hablando de Comunicación Financiera, precisamente.

Permita el lector que le ponga en contexto: el director del programa, Alfredo Menéndez, invitó a Elvira Rodríguez a hablar del recién entrado en vigor Código de Buen Gobierno de las Empresas Cotizadas, el cuarto desde la famosa Comisión Olivencia de 1998 y el que sustituye al de 2006, aplicado hasta ahora. La presidenta resumió con claridad, a preguntas del periodista, una cosa tan compleja como es la CNMV y se extendió un poco más en hablar del ya denominado “Código Rodríguez”, refiriéndose a sus 25 principios y 64 recomendaciones.

Hay un momento en el que dice lo que me permito reproducir textualmente: “El código se cumple si siguen [las empresas cotizadas] las recomendaciones o explican convenientemente por qué no se siguen. También vamos a trabajar en la bondad de las explicaciones, porque la propia Comisión Europea [había citado con anterioridad recomendaciones de la CE y de la OCDE que han conducido la reforma de la Ley de Sociedades] dice que alguno de los problemas es que cuando los códigos no se cumplían, se explicaban y se explicaban muy mal”.

Creo que quienes nos dedicamos a la Comunicación Financiera, tanto los que lo hacen diariamente porque están en el departamento de Comunicación de una cotizada como los que lo hacemos cuando un cliente nos pide asesoría y gestión en este sentido, deberíamos escribir esta frase en un pergamino con letras bien grandes y colgarlo en la pared de nuestro despacho. Porque ese es el gran, casi el único, principio de toda empresa que quiera o deba ser transparente: explicar todo lo que incumbe a sus distintos públicos -reguladores, inversores y accionistas en este caso e, indirectamente, a analistas, intermediarios, periodistas especializados, etc.- y explicarlo bien.

Por supuesto, explicar las cosas no es sólo cuestión de una reflexión periódica basada en cumplimentar una especie de cuestionario adjunto a la presentación de resultados. Explicar las cosas, y hacerlo bien, es labor cotidiana, lo que incluso permite, a la hora de justificar el no cumplimiento de algún punto del Código de Buen Gobierno, tener argumentos y hasta pruebas.

Está claro que la referencia de la presidenta de la CNMV a “las explicaciones” está sólo relacionada, en la conversación, con el cumplimiento del Código. Y por eso intenté poner de manifiesto que la Comunicación, ese “decir las cosas bien”, no es “flor de un día”. La labor conjunta de los departamentos legal, financiero y de comunicación de las cotizadas, trabajando cada cual en su especialidad y con sus conocimientos y experiencia, es el camino para lograr lo que Elvira Rodríguez definió como “la bondad de las explicaciones”.

Por Jesús Ortiz, Consultor sénior de Estudio de Comunicación, España

@JesOrtizAl

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.