Comunicar un Erte

El Economista.- La sangría que está generando el coronavirus en el mercado laboral está forzando a muchas empresas a adoptar soluciones de urgencia. La proliferación de ajustes temporales de empleo mediante Ertes se dispara por centenares en todos los sectores productivos.

La adopción de un Erte, implique este la suspensión total del contrato de trabajo de forma temporal o la reducción de jornada, impone unas necesidades de comunicación que se ven tensionadas además por la situación específica en que este inevitable ajuste se produce: una pandemia de dimensiones y duración todavía insospechadas, que convierte cualquier ejercicio de predicción o de modelado de las estadísticas en un ejercicio casi adivinatorio.

Se debe mantener la conexión con todos los trabajadores afectados

Si en cualquier reestructuración la comunicación es clave y un pilar fundamental sobre el que se debe asentar la relación de una Empresa con todos sus stakeholders, en las circunstancias actuales en las que la incertidumbre sobre la propia dinámica de evolución de la crisis hace aflorar el miedo y factores de índole irracional, es necesario aportar la mayor tranquilidad y certidumbre posible, informando de forma clara y transparente, sobre todo a los empleados.

Una buena comunicación interna se convierte en un ejercicio ineludible. Más allá de las obligaciones legales de información sobre la presentación de un Erte, es preciso informar con empatía y responsabilidad de las circunstancias en las que se produce este doloroso ajuste, de su duración y de las previsiones que tiene la empresa.

Por otra parte, hay que informar también de forma clara a los empleados de aquellas modificaciones introducidas recientemente por el Real Decreto Ley de medidas extraordinarias en el ámbito laboral relativas tanto a las cotizaciones como a las prestaciones por desempleo.

Estos cambios, que flexibilizan los Ertes, facilitan un modelo de reparto de costes ya que las empresas podrán verse total o parcialmente exoneradas del pago de las cotizaciones sociales, aunque deberán comprometerse a mantener el empleo al menos durante los 6 meses posteriores a la reanudación de la actividad. En cualquier caso, los trabajadores, no verán peligrar su cotización.

Hay que explicar también las opciones que tienen los trabajadores a efectos del desempleo. El reciente Real Decreto Ley impone que todos los trabajadores afectados por un Erte podrán percibir su prestación, aunque no hayan cotizado los 360 días que eran obligatorios previamente y que no consumirán tampoco tiempo de paro si en el futuro debieran acceder a la totalidad de la prestación.

Se deberá hacer una gran inversión en comunicación interna durante el periodo que dure el ajuste con dos preocupaciones fundamentales: mantener la conexión umbilical con aquellos trabajadores afectados por el ajuste, y, por otro lado, motivar y estimular a aquellos que permanecen en la empresa.

Con los primeros, para que sigan sintiendo que pertenecen a una plantilla de la que forman parte y a la que volverán; que no se les abandona a su suerte; con los segundos para evitar la desafección que pudiera producirse por estas circunstancias en que gran parte de sus compañeros han abandonado temporalmente la nave. Ellos siguen en cubierta y han de seguir remando con brío y renovadas ganas para posibilitar la recuperación.

Contra el virus, información, pero también emoción. Hay que ser claro y concreto en los mensajes específicos e informativos, pero no hay que olvidar los elementos emocionales, aquellos elementos intangibles, que marcan la diferencia y que son los que motivan a las personas en situaciones adversas.

Si el escritor Daniel Defoe escribió en 1722 su novela Diario del año de la peste, las empresas deben crear su propio «relato» de lucha contra el coronavirus y crear canales o soportes, si estos no existen, por los que inocular esta potente vacuna de comunicación interna: un concentrado de elementos diversos que permitirán remar en una misma dirección una vez que se haya sorteado el proceloso oleaje.

 

Por Adolfo Lázaro, Director en Estudio de Comunicación

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.