Comunicar una fusión

Los procesos de fusión entre empresas, como la que estamos viviendo estos días con la de dos importantes entidades bancarias, generan muchas incertidumbres sobre el futuro de la entidad resultante entre sus distintos y numerosos afectados o implicados. Clientes, empleados, autoridades, regulador, etcétera, de ambas entidades, se preguntan si el proceso les va a afectar de alguna u otra manera. El empleado se pregunta si se mantendrá todo el empleo, los clientes querrán saber si su oficina habitual va a ser cerrada o no, el usuario de banca online se preguntará si deberá seguir accediendo por la web habitual o se la van a cambiar.

Todas estas incertidumbres que se generan de forma natural en estos procesos deben ser contrarrestadas con un profundo trabajo de comunicación, dirigido a sus diferentes públicos y con información específica para resolver las dudas de cada uno de ellos. Se trata de construir una narrativa clara, explicativa y que solucione todas las dudas. En un proceso tan relevante para dos entidades como es la de su fusión, en la que todo cambia para transformarse en una sola entidad, no vale con informar de una forma genérica a todos los públicos. Hay que construir mensajes a medida, claros y sencillos, que generen confianza y disipen las incertidumbres. Las entidades deben liderar esos procesos informativos para evitar la desinformación, que favorece una rumorología casi siempre negativa y que puede tener un impacto en el proceso de fusión o en la eficiencia de la operativa de ambas entidades.

Otro factor clave a la hora de comunicar esa información es el momento de informar. Los tiempos para desvelar información son cruciales. Todo proceso de fusión está perfectamente regulado y cuanta con unos hitos marcados que condicionan los contenidos informativos. La información se debe revelar en el momento justo. Ni antes ni después. Los hitos regulatorios del proceso de fusión marcan una parte concreta de la información a desvelar. Otro tipo de información deberá ser contada en el momento más adecuada para la dinámica dentro de las entidades inmersas en ese proceso. El objetivo no es otro que construir una relación sólida y clara que sirva de base para crecer a la nueva entidad, la resultante que nace fruto de la fusión.

Por Juan Francés, socio en Estudio de Comunicación.

@JuanAFrances

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.