El ansia de comunicarse

Como todos sabemos, los humanos somos seres sociales que necesitamos estar en contacto con otros seres de nuestra misma especie y de alguna manera comunicarnos con ellos. Desde que nacemos, nos sentimos con esta necesidad, que, de un modo u otro, desarrollamos a lo largo de nuestras vidas. Hoy existen más vías para comunicarse que nunca antes y, además, ahora con Internet en los dispositivos móviles, androids, tabletas, ordenadores, etc. podemos hacerlo  “twenty four seven” (24 horas al días), como dicen los ingleses, y desde cualquier lugar del planeta y todo esto por un módico precio. Quisiera recalcar lo de módico precio porque no todos tenemos claro que esta Comunicación no es  gratuita.

Hace unas semanas se ha levantado la polémica porque el fundador y CEO de whatsapp ha decidido empezar a cobrar esta aplicación de mensajería multiplataforma a sus usuarios a partir del año de uso de la misma. Esto ha provocado una reacción negativa entre muchos de estos usuarios que se han sentido engañados, ya que nadie informó de este “pequeño” detalle en un principio cuando se ofreció la aplicación.

La mensajería móvil, así como las redes sociales, han revolucionado y cambiado los hábitos de las personas para comunicarse, para informar -actualmente empresas y Medios de Comunicación utilizan las redes sociales y estos servicios de mensajería como herramientas de trabajo para diferentes fines profesionales-. Y, hoy más que nunca, el ser humano, al tener todos esos canales disponibles, siente un ansia de transmitir algo, lo que sea.

Por otro lado, todas estas posibilidades que se nos presentan han creado unas necesidades en nosotros que nos hacen ser, en muchos casos, dependientes de esta tecnología y de estas aplicaciones “gancho”. En este caso, y en muchos otros similares que podemos ver en la Red, seguimos sin tener muy claro por qué hay que pagar y por qué no. Cuando se trata de internet, aplicaciones o servicios que nos ofrecen de telefonía móvil no parecemos tener las cosas muy claras. Nosotros ya pagamos esa cuota de entrada, tarifa, etc., lo que nos hace pensar que, “lógicamente” ya no deberíamos pagar más por nada y menos por algo que en principio nos era ofrecido sin coste alguno. Precisamente ahí es donde radica el problema, en que a día de hoy la mayor parte de estos usuarios de internet, aplicaciones multiplataforma, telefonía móvil, etc. seguimos, muchas veces, sin distinguir “el bien del mal” en cuanto a esas cuestiones se refiere; seguimos sin conocer esas barreras.

Mi abuelo siempre me dice que en esta vida nadie regala nada y eso es algo muy cierto.

 

Por Cristina Agudo, consultora. España.

@crisagudoJ

 

Foto: Andreas Hein

Una respuesta a “El ansia de comunicarse”

  1. […] El uso de los mensajes instantáneo seguirá creciendo, pero sus ingresos no superarán a los obtenidos por los SMS hasta el 2017. El sistema de mensajería SMS aún cuenta con mayor relevancia al estar disponible en prácticamente todos los teléfonos móviles. Por su parte, la MIM requiere un smartphone, tableta o MP4, el uso de la misma aplicación de mensajería, así como disponer de una tarifa de datos móviles o una conexión Wi-Fi. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.