Dicho y hecho

A buen seguro que el vicepresidente de Asuntos Globales de Johnson &Johnson, Zepanie Jordan, tenía muy clara la respuesta antes de dirigirse a sus clientes en  la Web de la compañía para proporcionar “el contexto para las noticias actuales acerca de un importante hito en nuestro compromiso de cumplir con sus expectativas en la formulación de nuestros productos para bebés”. Y es que el asunto no es para menos.  El pasado 17 de enero, el New York Times desvelaba que Johnson&Johnson eliminaba del famoso champú para bebés los conservantes que liberan formaldehído y reducía los rastros de 1,4 de dioxano, sustancias químicas ambas potencialmente peligrosas para la salud.  El mismo día, aparecía una carta a todos los clientes en la web de la Compañía  en la que Zepanie Jordan afirmaba que era un placer informarles de haber cumplido con el compromiso anunciado en 2012 de eliminar ese tipo de componentes “en todos los productos para bebés y en todas las partes del mundo”.

Marca de gran notoriedad, con productos de gran consumo para niños y componentes que podrían entrañar riesgos. El triángulo perfecto para provocar  lo que en comunicación se denomina una gran crisis de producto. Pero a tenor de las informaciones aparecidas, Johnson & Johnson ha  aprendido la lección, pues la historia se remonta a hace más de cinco años cuando consumidores y ecologistas presionaron a la empresa para eliminar de sus productos las sustancias mencionadas. Johnson&Johnson  ha cogido el “toro por los cuernos” y lejos de practicar la estrategia del avestruz comunicó públicamente su decisión de cambio. Sin duda que dicha comunicación fue muy medida y estudiada, estaba en juego la imagen de una gran multinacional y sus productos y un buen monto de millones de dólares. Pero resultó y hasta el propio presidente de Environmental Working Group, Kenneth A.Cook, una de las instituciones que ha negociado con la compañía el cambio de sus prácticas, ha  dicho públicamente que “es la primera gran empresa que decide unilateralmente tomar este tipo de de medidas”. Ahora, toca cerrar capítulo. Cumplido el compromiso. Y, lo que es más importante, COMUNICADO.

Por Charo Gómez,  Directora Estudio de Comunicación España. 

@CharoGmez1 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.