Crisis de credibilidad de la información

Una sobreabundancia de información, la pérdida de credibilidad de los Medios y la falta de una adecuada reflexión sobre el modelo de negocio del periodismo digital en sus inicios serían los factores que habrían incidido en la escasa valoración que los ciudadanos otorgan a las noticias periodísticas. Esta es una de las conclusiones del informe La pérdida de valor de la información periodística: causas y consecuencias, realizado por el profesor de la Universidad Jaume I de Castellón, Andreu Casero-Ripollés.

El informe señala que la información periodística está perdiendo su  valor de cambio, que se está configurando como una mercancía por la que los consumidores están, cada vez, menos dispuestos a pagar, especialmente en el entorno digital.

Según el informe, esta pérdida de valor de la información afecta tanto al sector periodístico como a la sociedad y están teniendo algunas consecuencias. Entre ellas señala que el abandono, por parte de las empresas, de los rasgos característicos de la información periodística, para dar paso a noticias de bajo coste, poco densas, insuficientemente relevantes y orientadas en términos comerciales no está contando con un respaldo de un público que no está dispuesto a pagar por ellas.

Según el estudio, dado que no se puede rentabilizar el producto, la sostenibilidad del periodismo en términos económicos, está en peligro. La reducción de costes, apunta el informe, lejos de ser solución, contribuya a la debilitarlo. Todo ello también tiene una influencia en la concentración de las audiencias en las marcas periodísticas más fuertes. Aunque resulte paradójico, dice el informe, “lejos de fomentar la diversificación, Internet favorece un concentración del consumo de noticias en los medios dotados de mejor imagen de marca”. Ya que los medios que tengan una mayor proyección global y prestigio tendrán mayor capacidad para atraer a la audiencia.

Hay otro elemento que hay que considerar, si la información no tiene valor, cualquiera podría elaborarla, lo que incidirá en el intrusismo y la precariedad profesional. En definitiva, si no existe un modelo de negocio viable, el periodismo perderá las funciones sociales y democráticas que le han caracterizado en el pasado y tendrá menor relevancia social. Es decir, se cerraría el círculo vicioso.

En los últimos tiempos, son muchos  los análisis que se han realizado sobre la profesión periodística. Éste es uno más, que también incide en un aspecto clave como es la necesidad de apostar por la calidad para poner en valor el trabajo periodístico. Es evidente que eso pasa por el compromiso de las empresas en un momento como el actual de “Tormenta Perfecta”, con una crisis que se desarrolla mientras se produce un cambio de paradigma en el sector.

Por Gerardo Miguel, consultor sénior de ESTUDIO DE COMUNICACIÓN España.

@GerardoMiguelb

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.