Dale un respiro al orangután

blank

Una contundente campaña viral en la red de Greenpeace contra Nestlé ha obligado a la multinacional a dejar de elaborar sus chocolates con aceite de palma procedente de las selvas de Indonesia. Miles de personas se han unido a la denuncia tras ver un video en donde las chocolatinas de Kit-kat eran sustituidas por dos dedos de este simio.

Es impactante, pero también distante para muchos de nosotros. Sin embargo, tiene éxito. Es global, llama la atención, es creativa y crea sentimiento de culpabilidad. ¿Quién no se ha tomado un Kit-kat en alguna ocasión? El caso puede volver a repetirse con otros productos y empresas.

Estos grupos de presión ya no necesitan barcazas para asediar a los buques balleneros en mitad de mar; cuentan con un “trasatlántico” como Internet que saben utilizar para ganar algunas “batallas”. Puesto en positivo, cabe decir que también en una compañía la comunicación viral puede ser otra “arma” a utilizar con cautela si sabemos explotar motivaciones y emociones.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.