De publirrelacionistas, políticos y comadres

El ejercicio de la profesión de Relaciones Públicas se basa en una óptica diferente de la vinculación cotidiana con los interlocutores de las empresas e instituciones, llámense estos clientes, proveedores, vecinos de la zona, autoridades gubernamentales, accionistas, etc.

Para construir y preservar buenas relaciones con los diferentes públicos de las empresas o instituciones, deben detectarse y satisfacerse las expectativas y necesidades de cada una de las audiencias o stakeholders. El el caso de los gobernantes, sus principales audiencias son los gobernados. La difusión unilateral y reiterada de mensajes que hacen los políticos se llama propaganda, no Relaciones Públicas. Lo que Denisse llama “victoria de la narrativa comunicada sobre la realidad evaluada” y la “devaluación de los datos”, las “palabras pronunciadas desde el poder (que) se vuelven más relevantes que las políticas públicas llevadas a cabo, porque se usan para vindicar o tapar o inventar” corresponden a un político y no a un publirrelacionista.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.