El home office dificulta el arraigo hacia las empresas

blankMerca2.0.- Por Carlos Bonilla, Socio en AB Estudio de Comunicación México

A pesar de que un estudio de Kelly Services concluye que siete de cada 10 empresas grandes, con más de 250 empleados, mantendrán trabajos a distancia, parcial o totalmente, una vez que la pandemia de Covid-19 sea controlada y que, de acuerdo con la encuesta “Tendencias del Entorno Laboral en México 2021”, 57 por ciento de estas compañías ve un esquema flexible en el que varios de sus puestos pueden laborar de forma remota, 13 por ciento mantendrá el teletrabajo, Álvaro Rattinger,  CEO de la Revista Merca2.0, afirma en la columna publicada en ésta revista, que fracasó el que llama “el experimento de trabajo remoto más grande de la historia”.

Rattinger cita los resultados de un estudio reciente de Sharp Europe entre 6,000 personas en el viejo continente. Más de la mitad de los encuestados con edades entre 21 y 30 años destacó la importancia de poder reunirse y trabajar con colegas en persona. Casi el 60% dijo que trabajar en un entorno de oficina se ha vuelto más importante durante el año pasado. Lo interesante es que los encuestados señalan que en el formato de Home Office son más productivos. No obstante, más de la mitad de los encuestados en toda Europa, con edades comprendidas entre los 18 y los 45 años, dicen sentirse ansiosos por la falta de capacitación y oportunidades profesionales cuando piensan a largo plazo./ 00:39

“Parecería que la ausencia de las oficinas aísla a los participantes de la empresa”, dice Álvaro, Afirma que “en las últimas semanas, mientras más clientes y fuentes consulto, un mayor número confiesa estar hartos de tanta junta en Zoom. Argumentaría que la mayoría de los profesionales eran más productivos pero con menor calidad de vida”

Cuarenta por ciento de los encuestados en la Unión Americana por la CDC confesaron tener problemas de salud mental y abuso de sustancias. La prestigiada Universidad de Stanford en California llegó al extremo de crear el primer estudio Zoom Exhaustion & Fatigue Scale para medir la fatiga de juntas remotas. Pero como sucede con el consumidor hay los que buscan un punto medio. Según una encuesta de Harris Poll a realizada para el USA TODAY. El cuarenta por ciento de los estadounidenses prefiere trabajar desde casa a tiempo completo. En comparación con el 35% que busca un híbrido entre el hogar y la oficina. En otro extremo el 25% que quiere volver a la oficina a tiempo completo.

En este mes entró en vigor, en México, la reforma que regula el home office. Norma Godínez, directora de Recursos Humanos de Kelly, dice que los resultados de esta encuesta muestran que las empresas reconocieron varios beneficios con el trabajo flexible a distancia, como ahorro de recursos, y tiempo, mayor organización y autonomía, y, paradójicamente, mejor calidad de vida para sus empleados.

Agregó que “hoy las organizaciones están haciendo un replanteamiento en la forma de trabajo, donde los esquemas híbridos tendrán un impacto en la cultura de organizaciones”

El cambio cultural en las empresas es, sin duda, un aspecto que no ha sido valorado suficientemente en este cambio en el modo de trabajar de muchas organizaciones a raíz de la pandemia.

Sin duda, la “personalidad” de las empresas o instituciones se construye a cada día con la interacción de los miembros de una organización, siguiendo las políticas y procedimientos vigentes, atendiendo a los valores y demás componentes de la filosofía corporativa. Sin embargo, la formación de la cultura organizacional conlleva la convivencia cara a cara de cada uno de los trabajadores, empleados y directivos. El estilo de la empresa es producto de los vínculos personales entre el público interno y con los demás interlocutores del entorno de la misma.

Entre los inconvenientes que mencionan quienes no se sienten cómodos con el trabajo a distancia, están las distracciones, la falta de un balance real entre la vida personal y el trabajo, los altos niveles de estrés y la dificultad de conectarse con los compañeros.

Es una realidad que en los esquemas de trabajo remoto no existe la comunicación interpersonal directa. Las plataformas para comunicarse no pueden sustituir la interacción personal.

Las tendencias en comunicación organizacional apuntan hacia la escucha. Los mensajes unilaterales de la dirección elaborados a partir de los que se supone son las inquietudes del personal, privilegiando la información que la empresa quiere dar a los colaboradores, pasó a la historia. Ahora el criterio para definir los contenidos de la comunicación con el personal se basa en la escucha permanente de sus inquietudes, las cuales no pueden conocerse en un esquema de trabajo remoto.

Ni qué decir de la evaluación de la moral del personal o del fomento del arraigo hacia la compañía, que es prácticamente imposible cuando la interacción entre los colaboradores se reduce a hablarle a una pantalla.

Conforme la economía se reestablezca seguramente veremos un ascenso en empleos en las categorías presencial, híbrida y home office. No obstante, podría vaticinarse que el ganador será el modelo híbrido.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.