El sello de calidad de la OCDE a Chile (Negocio)

16selloocdechileChile ha entrado a jugar en las grandes ligas del mundo, no sólo porque su selección de fútbol, después de doce años, logró clasificarse con brillantez para Sudáfrica 2010, sino porque, tras cerca de una década como país observador y de un exhaustivo examen, el pasado 15de diciembre fue invitado a integrarse como miembro de pleno derecho a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). De eso modo, Chile se convertirá en el segundo miembro sudamericano –después de México— que entra en la comunidad de los 30 estados considerados los más ricos y desarrollados del planeta. Todo un éxito en los tiempos que corren y una clara demostración de cómo un país pequeño, abierto y sometido como el resto a los embates de una dura crisis, ha podido resistir y enfrentarla mejor que otros, gracias a unas políticas públicas modélicas.

Para formar parte de este selecto elenco de países, que trabajan conjuntamente para co-ordinar sus políticas económicas y sociales, compartiendo e identificando las mejores prácticas, Chile ha tenido que cumplir una serie de requisitos en materia de estabilidad económica y gobernabilidad, política fiscal y bancaria, inversiones y medio ambiente. En 2009 la economía chilena sufrió los golpes de la crisis, registrando una caída de su Producto Interno Bruto (PIB) del1,8%, para los próximos dos años la OCDE prevé una “aceleración progresiva” de su crecimiento: 4,1% en 2010 y 5% en 2011.En paralelo al proceso de modernización de la economía y la sociedad chilena, impulsado por importantes reformas legislativas puestas en marcha en materia fiscal, tributaria, laboral o medioambiental, así como regulaciones sobre buen gobierno corporativo de las empresas, o responsabilidad penal de las sociedades en caso de cohecho, lavado de activos u otro tipo de actuaciones fraudulentas, Chile está realizando un esfuerzo de comunicación e imagen para darse a conocer más allá de sus fronteras, que ahora deberá reenfocar si quiere capitalizar su integración en la OCDE.

Si hasta la fecha, distintos organismos estatales chilenos han centrado sus esfuerzos en mostrar una imagen-país asociada a atributos relativos a su cultura, sistema político y geografía, como palancas para agregar valor a sus productos y servicios, la incorporación de Chile ala OCDE añade un importantísimo elemento diferencial, un “sello de calidad” ante la comunidad internacional muy a tener en cuenta en esa nueva estrategia de comunicación que el país debe afrontar. Entrar en la OCDE significa para Chile un reconocimiento mundial en términos de solidez institucional, seriedad en la aplicación de políticas económicas y sociales, así como de confiabilidad y seguridad en los negocios, algo de lo que muy pocos países de la región pueden hacer gala y que son elementos fundamentales para atraer inversiones e iniciativas inteligentes y sustentables.

Fernando Nadal
Vicepresidente
Estudio de Comunicación Chile

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.