El turismo cambia su estrategia de comunicación corporativa

El motor económico no solo de España sino también de prácticamente toda Europa es el turismo, pero para que el turismo funcione es necesario la circulación de personas.

Este verano el sector apostó por el turismo de proximidad. Según el último estudio de Braintrust se revelaba que los viajeros preferían ir a aquellos destinos a los que pudieran acceder con su propio vehículo. En cuanto a los perfiles de los turistas los hombres prefieren el turismo gastronómico y en cambio las mujeres prefieren turismo cultural. Por último, estarían los jóvenes que prefieren los destinos de playa y sol o rurales. Pero según los datos que se han publicado en los medios de comunicación este verano en España hemos tenido un 64% menos de actividad turística que en 2019.

Más allá de lo que pueda llegar a pasar en los próximos meses, se plantea un nuevo paradigma en el que la experiencia del consumidor va a ser muy diferente a la que hasta ahora estábamos acostumbrados.

En el último Foro Económico Mundial se comenzó a hablar del nuevo reto que tiene por delante el sector; la transformación digital como es la experiencia touchless esto significa que desde que iniciamos nuestro viaje todo sea a través de procesos automatizados con los que se podremos reducir el contacto con las personas. En cambio, esto no puede significar el estar lejos del cliente, sino todo lo contrario estar lo más cerca del cliente para poder informarle y resolver todas las dudas que vaya surgiendo a lo largo del proceso.

Pero ¿qué puede hacer la comunicación para mejorar la relación entre las empresas turísticas y los clientes? Por obvio que parezca, no existe una “fórmula milagrosa” todo va a depender de la capacidad de alinear gestión empresarial con la estrategia de comunicación. Ahora más que nunca las relaciones con nuestros stakeholders pasan de la categoría de necesarias a imprescindibles.

Para ello, una de las claves que ya está encima de la mesa es el uso de una estrategia de comunicación omnicanal, en la que implica no solo llegar a la mayor cantidad de medios posibles con base en una estrategia predefinida, sino que llega a afectar la estructura misma de las empresas. Más que nunca, la comunicación, el marketing, las ventas y el servicio al cliente deben trabajar juntos en pro de crear una experiencia integrada y una percepción única de la marca en sus múltiples canales.

Los nuevos tiempos exigen transformar radicalmente la forma de comunicar. No estamos reinventando la rueda, sino adaptándola a los nuevos tiempos para facilitar que se cumplan los objetivos empresariales, generando confianza con nuestros clientes y echando mano de todos los medios y herramientas disponibles, siempre de forma estratégica y bien pensada.

Por Almudena Esteban, consultora de Estudio de Comunicación.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.