Ellos saben comunicar: ensalzando el día de los abuelos

Una de las leyendas egipcias más populares gira entorno a la invención de la escritura. Cuenta el mito que uno de los grandes faraones de Egipto quiso prohibir esta nueva forma de comunicación, temiendo que su utilización en exceso pudiera culminar en una dependencia absoluta que acabara con la memoria de la humanidad y nuestra capacidad de transmitir los conocimientos.

A pesar de la importancia tan vital y práctica que tiene la escritura, lo cierto es que nuestra confianza en los documentos escritos ha llegado a mermar no tanto nuestras habilidades mnemotécnicas, sino nuestro interés en retener la información. Sin embargo, aún gozamos del privilegio de contar con aquellos que conservan las técnicas de comunicación tradicionales: los abuelos. Testigos de una época sin Internet y alejada de los conceptos de la inmediatez y las plétoras de información, nuestros mayores han hecho de la comunicación oral su medio más valioso para no perder los conocimientos y la cultura.

Por ejemplo, jamás vi a mis abuelos echar mano de una libreta para enseñarme a realizar injertos en los árboles, o para recordar los nombres de todos los ríos de España. Vivir en un mundo desinfoxicado les permitió concentrarse y valorar los conocimientos que recibían, e inventar sus propias reglas de la comunicación para poder ser capaces de recordarlas y, al mismo tiempo, poder transmitirlas de forma que jamás se perdieran. A través de la transmisión oral, que ellos recibieron de sus padres y profesores y que nos han regalado también a nosotros, sintetizaban la información, extrayendo las partes más relevantes de un mensaje, para poder transmitirlo de forma clara, concisa y fácil de recordar. Es por ello que tantos de nuestros abuelos recuerdan la información a través de pequeños poemas y canciones, ya que son el formato más fácil de memorizar.

Un día para recordar.

En un mundo en el que no hace falta retener la información porque a golpe de click podemos acceder a todos los conocimientos que queramos, nuestros mayores representan la posibilidad de entender la comunicación desde otro punto de vista. Aunque hoy en día ya no sea necesario abusar de la memoria para poder mantenernos informados, conviene echar la vista atrás y apreciar las diferentes formas en las que la humanidad ha transmitido los conocimientos de generación en generación. Por eso, hoy dedicamos un momento para reconocer el mérito de nuestros mayores y honrar sus enseñanzas en el día de los abuelos.

Por Mérida Miranda, consultora en Estudio de Comunicación España.

@meridamir1

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.