En el peor de los casos, la Comunicación se vuelve fundamental

Este año he tenido la suerte de visitar un país tan maravilloso como Indonesia: su cultura, su gastronomía, su naturaleza. De entre todo, es esto último lo que me ha llamado especialmente la atención. Este país está conformado por 17.508 islas, de las cuales solo una tercera parte de ellas se encuentran habitadas.

Este maravilloso archipiélago tiene también sus inconvenientes, y es que Indonesia es parte del Cinturón de Fuego del Pacífico y se encuentra entre tres placas tectónicas: la del Pacífico, la Euroasiática y la Indoaustraliana, lo que provoca una alta actividad sísmica y volcánica. Bien es cierto que forman parte del ciclo de vida de estas islas, y los volcanes, su lava y su ceniza favorecen la fertilidad del suelo. Estar allí, me ha hecho darme cuenta de la fragilidad de los humanos ante los desastres naturales y la poca capacidad de respuesta que tenemos ante ellos. Concretamente pude experimentar la erupción de ceniza de un volcán y un leve seísmo.

Los protocolos de Comunicación en estos casos se vuelven importantísimos. Saber cómo actuar en cada caso, qué hacer y estar bien informado de las posibilidades es una prioridad de cara a evitar riesgos innecesarios. Tratándose, además, de casos prácticamente imprevisibles, es necesario que a la hora de actuar, se haga rápido y para ello es preciso tener claro cómo proceder.

Sin ir más lejos, en los hoteles indonesios se puede encontrar información exhaustiva sobre los pasos a seguir si se desencadena un desastre natural, y es que, en estos casos, la desinformación no solo supone un riesgo para las personas sino que, por ejemplo, para una multinacional hotelera puede convertirse en una crisis de reputación de la que la compañía puede no reponerse jamás.

Las empresas, y más aún aquellas que están más expuestas, deben aprender a lidiar con este tipo de desastres y tener una hoja de ruta que les permita una gestión y comunicación eficaces en estos casos. Es por ello importante que los incluyan en sus Manuales de Crisis de Comunicación e informen correctamente a empleados y clientes de las medidas de seguridad en las zonas de riesgo.

Por Pedro Soto, consultor sénior de Estudio de Comunicación España.

@pedrosotoft

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.