Facebook en los atentados de París

La magnitud de los atentados de París del 13 de noviembre ha despertado la simpatía global hacia Francia y sus víctimas. En pocas horas, las redes sociales se convirtieron en el principal vehículo de expresión de esta solidaridad internacional y, sobre todo, de intercambio de información sobre lo que pasaba minuto a minuto ante el desconcierto general por tan terrible suceso.

En este escenario, los responsables de Facebook quisieron aportar también su granito de arena y decidieron dar la posibilidad a los usuarios que se encontraban en la zona de los ataques de utilizar el botón “Estoy bien” para comunicar a sus allegados que estaban sanos y salvos.

El mecanismo de la aplicación es bastante sencillo, la red social, a través de un geolocalizador, halla dónde se encuentra el usuario y, si éste está cerca del suceso, le da la posibilidad de informar a sus “amigos” de que no ha sufrido ningún daño presionado el botón. Por su parte, el resto de usuarios recibe un listado con sus contactos en esa zona que han pulsado el botón y pueden así quedarse tranquilos de que nada les ha sucedido.

La utilización del botón de Facebook no es nueva aunque sí bastante reciente ya que fue activado por primera vez con motivo de los terremotos que asolaron Nepal en abril de 2015 y ha sido empleado desde entonces en otras catástrofes naturales como el huracán Patricia o los terremotos de Chile. Como señala en su página la red social, la herramienta se ideó para situaciones en las que ocurriera una catástrofe natural.

Desde luego, nadie pone en duda la buena intención de los responsables de Facebook, que creyeron que, con la activación de esta herramienta con motivo de los atentados de París, podrían tranquilizar a muchas familias y amigos que desconocían si sus seres queridos se encontraban entre las víctimas o no. Sin embargo, la utilización por primera vez del botón “Estoy bien” para una catástrofe no natural ha abierto el debate sobre ante qué clase de sucesos debe utilizarse y qué variables deben considerarse a la hora de tomar la decisión final de activación en cada caso.

Sin ir más lejos, el día anterior, en Beirut se vivió un acontecimiento similar, ya que un atentado, probablemente cometido incluso por el mismo grupo terrorista, acababa con la vida de más de cuarenta personas. En esta ocasión, la red social no consideró oportuno activar la herramienta lo que ha levantado la ira de los libaneses que no han dudado en criticar masivamente, en el propio Facebook y en otras redes sociales, lo que consideran una discriminación en función del origen de las víctimas.

Las protestas en la red se han extendido también a otros lugares donde ha habido ataques violentos de envergadura en los últimos tiempos.

Esto nos lleva a pensar que los responsables de la red social deben establecer una política clara sobre los parámetros para la activación del ya famoso botón con el fin de que Facebook continúe siendo una herramienta para conectar y unir a personas de todo el mundo en igualdad de condiciones y con las mismas prestaciones y, fundamentalmente, que sea percibida como tal.

Por María Gonzalez-Úbeda, consultora de Estudio de Comunicación. España

@Mariagubedaal

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.