El futuro de la prensa

Profetas y adivinos de todo tipo cruzan apuestas sobre el futuro de la prensa escrita. Pero cuando hablan los que verdaderamente han protagonizado los últimos grandes cambios tecnológicos del mundo, se ve que predecir lo que está por venir no es fácil.

El cofundador de Apple, el ingeniero Steve Wozniak, padre de los ordenadores Apple I y Apple II, visitó España hace unos días y, en una entrevista al diario el Mundo, aseguraba que: “no estoy del todo seguro, creo que los periódicos serán básicamente electrónicos, y los de papel se convertirán en objetos especiales para coleccionistas..” pero añadió: “…muchas de estas antiguas tecnologías sobrevivirán porque siguen teniendo la capacidad de dar placer a la gente”.

Cuando se le pregunta por qué cree él que deben hacer los periódicos para fomentar que la gente consuma información, da una clave: “sería necesario publicar buenos temas y artículos de opinión sobre asuntos que sean importantes para los jóvenes“.

En definitiva, el ingeniero visionario norteamericano piensa que en información y en Comunicación lo importante es la calidad del mensaje y que éste sea de interés para el receptor.  Lo del soporte a emplear, papel u ordenador, será el que sea en el futuro, pero la esencia seguirá siendo la misma. Y en esa esencia los comunicadores y los periodistas continuarán jugando un papel relevante. Es un consuelo, ya que no podemos adivinar el futuro…

 

Por Estudio de Comunicación España. 

@EstComunicacion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.