Futuros seguidores

El Periódico de la Publicidad, 21/07/2011.- Artículo de Jesús Ortiz, consultor senior de Estudio de Comunicación. Puede ver la reseña impresa aquí.

————–

Visualícese, por favor, esta escena: sala de redacción de un periódico, dos o tres profesores que entran con una “marabunta” de pequeñajos revoltosos y un directivo del Medio o de la editorial que les explica cómo se elabora la información antes de pasar a la rotativa para que luego se “arme” el diario que “los mayores” repasan cada día, como sumergidos en sus enormes páginas.

Está claro que, para los escolares, esa “excursión” al lugar de trabajo de los periodistas es, sobre todo, una diversión que les saca de su rutina de clases y recreos. Y que para los profesores es una manera práctica de complementar sus enseñanzas (y también salir de la rutina) en la que sus alumnos aprenden de cerca alguna de las cosas que formarán su cotidianeidad diez o doce años más tarde. Pero, ¿qué gana el Medio? ¿Qué obtiene a cambio de interrumpir la labor de sus profesionales e incordiarles con ‘locos bajitos’ que merodean, con mucha suerte sólo cuchicheando, entre sus mesas? Es obvio: futuros lectores, escuchantes o televidentes… Que un Medio de Comunicación sea aceptado por la mayoría como algo imprescindible, depende, calidad a parte, de que se entienda como algo propio. Y esto se consigue mucho mejor si, como en el chiste, persona y Medio se conocen “desde chiquitines”.

Viene a cuento el comentario de un estudio presentado por la agencia de noticias Servimedia y la consultora Estudio de Comunicación en el que se ha analizado el “Uso de Internet y las herramientas 2.0 en los Medios de Comunicación”. Muy sintéticamente, el estudio se ha realizado entre 47 Medios de toda España agrupados, para su análisis comparativo, en ocho bloques: generalistas nacionales, generalistas locales, deportivos, económicos, gratuitos, televisión nacional, televisión local y cadenas de radio.

El objetivo del estudio queda explicitado en el título; poco más que añadir. Recuerdan los autores que muchas empresas editoras miran aún de reojo Internet, cuando en este mundo nuestro de desequilibrios compartimos calendario con poblaciones en las que si se habla de prensa, radio y TV todavía preguntan que si eso se come. “Mientras -dicen-, en los países desarrollados y en las áreas urbanas, de la Web 1.0 (transmisión unilateral de datos; es decir: información convencional), se pasa a la Web 2.0 (“de la conversación”) y, sin solución de continuidad, a la Web 3.0 (Web semántica, que es como la definen la mayoría de los expertos, también unión de Internet e inteligencia artificial)”. La pregunta, por tanto, es: en estas circunstancias, ¿qué hacen los Medios españoles?

El estudio revisa exhaustivamente cómo interactúan cada uno de esos periódicos, emisoras de radio y de televisión en Internet y qué herramientas 2.0 utilizan. Y conviene fijarse en esto último para transformar la pregunta: ¿con quiénes conversan?

Aunque hay datos que permitirían una pormenorizada exploración, hay un aspecto que llama la atención y que se relaciona con lo expuesto al inicio de estas líneas: todas las cadenas de radio analizadas (las cuatro nacionales con mayor número de oyentes) tienen perfil en Tuenti. Si damos por buena la definición popular de que la citada red social es “el sitio de los adolescentes”, se podrá llegar a la conclusión de que solo la radio, como conjunto, conversa con los más jóvenes.

Esto suscita otra pregunta: y esto, ¿es porque la radio busca “futuros oyentes” o porque desde sus portales genéricos las cadenas dan vía de conversación a los más activos oyentes de la FM temática musical? Vista las estructuras de cada una de las cadenas, es más que probable que la intención sea una mezcla de ambas posibilidades, con mayor peso de la una o de la otra según los contenidos de sus divisiones.

La siguiente pregunta que han suscitado los datos sobre el uso de Tuenti es, ¿por qué los medios deportivos están en el rango más bajo de los perfiles en esta red? El deporte es la única especialidad periodística que puede emitir una misma información válida para un rango de edades de entre los 12 y los 100 años. Es verdad que de los casi once millones de usuarios que tiene Tuenti en España, las más activas son las féminas y esto parece alejarse un poco de la idea clásica sobre jóvenes que estarían más próximos a la información deportiva. Pero, ¿no es esto aceptar un cliché del pasado? No hay más que ver las gradas, por ejemplo, de los partidos de fútbol televisados para comprobar que de mayoría masculina, nada de nada. Y de jovencitas entusiasmadas, mucho… incluso más que hombres.

Se puede afirmar con rotundidad que los lectores, escuchantes y televidentes del mañana en España están hoy en las redes para adolescentes. No solo en las redes sociales, pero sobre todo en ellas. Por tanto, sorprende del estudio que los medios no se hayan volcado todavía, al menos no todos y no en todas, en el uso de este canal. Antes enseñaban la redacción para crear “fieles lectores en el futuro”, ahora deben hacer lo mismo en las redes sociales o puede que pierdan el tren del futuro.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.