Incendio en las #RedesSociales

Si el barón Pierre de Coubertin levantara la cabeza, seguramente se frotaría varias veces los ojos con gesto de descreimiento o de curiosa alucinación al observar cómo las temperaturas de más de 15 grados centígrados del invierno ruso amenazan con derretir la nieve de las instalaciones de los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi con el mismo ardor que el incendio que recorre las Redes Sociales con críticas generalizadas a este evento deportivo.

Si los Juegos Olímpicos de Londres fueron los primeros en los que el Comité Olímpico Internacional diseñó un protocolo específico de actuación en Redes Sociales, los Juegos de Invierno de Socchi se están convirtiendo en el evento en el que los comentarios heterodoxos en las redes sociales rebasan con creces las normas de actuación que como estricta gobernanta ha impuesto el Comité Olímpico Internacional para todos los deportistas, personal acreditado y empresas colaboradoras del evento, desluciendo así cualquier plan de comunicación digital previo.

En su rígido protocolo el COI anima a los atletas publicar post, tuitear o enviar comentarios en todo tipo de redes sociales, con tal de que estén escritos en primera persona, sean estrictamente un comentario personal, se ajusten al espíritu olímpico y no vulneren cualquier tipo de confidencialidad. Prohíbe además todo tipo de comunicación con fines comerciales o publicitarios y restringe también la subida o compartición de material de audio o de video grabado en el interior del recinto olímpico.

El reverso de esta moneda se encuentra, sin embargo, en la cascada de comentarios negativos generados por la desorganización de esta cita olímpica, y que van desde los fallos en la ceremonia de inauguración a los múltiples incidentes y problemas narrados por la comunidad periodística o por los propios atletas.

La homofobia expresa de la Federación Rusa ha alentado la orgullosa apertura de armarios en toda la comunidad olímpica y la consiguiente riada de comentarios e incluso de videos, como el que parodian dos afectuosos pilotos de trineo y que está dando la vuelta al mundo.

Hashtags como el de #Sochiproblems se ha convertido en un lugar común en la información generada por los Juegos de Sochi en las Redes Sociales. De hecho, la cuenta de Twitter @SochiProblems acumula un 50% más de seguidores que la oficial @Sochi2014, una circunstancia que recuerda la cuenta apócrifa de British Petroleum con motivo del desafortunado accidente que provocó un vertido de crudo hace años años frente a las costas de Nueva Orleans. En aquella ocasión, la cuenta apócrifa, @BPGlobalPR multiplicó por diez el número de los seguidores de la oficial (@BP_America).

Por Adolfo Lázaro, Consultor Senior de Estudio de Comunicación

@Alazaro_m

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.