Invertir en Influencers ¿es rentable para las empresas?

Pues no está muy claro a la vista de lo publicado por la empresa de ciberseguridad Cheq y la Universidad de Baltimore . Según un estudio sobre lo que se esconde tras el mundo de los influencers, los anunciantes han perdido unos 1.300 millones de euros este año, lo que significa el 15 por ciento de sus inversiones. De los 10.000  influencers analizados el 25% de sus seguidores eran falsos.

Personalmente, los resultados de este estudio no me ha sorprendido. Hace ya años que se sabe  de la existencia de granjas de “huevos”, falsos usuarios de Twitter, granjas de likes, e incluso empresas que “te pagan” por no poner comentarios negativos a sus productos.

¿Quién tiene la peor praxis profesional, las empresas que persisten en contratar los servicios de timadores profesionales o los  que no tienen escrúpulos en mentir a sus clientes y por supuesto a sus seguidores?

Puede que ambos. Las empresas que continúan con estas estrategias pueden estar seguras de que a medio plazo les pasará factura con sus usuarios/consumidores. Y, por supuesto, con su reputación.

Y en el ámbito de los influencers, como dice el refrán, se coge antes a un mentiroso que a un cojo. Sirva de ejemplo una anécdota: una conocida influencer española que promociona, entre otras cosas, productos de  cuidado capilar, acude siempre a una misma peluquería. Su peluquera “de cabecera” no duda en afirmar, cuando una clienta le pide el producto promocionado por esa influencer, que «ella» no solo no se aplica ese producto, sino que tampoco lo deja en muy buen lugar.

Puede que sean modas pasajeras, alimentadas convenientemente por una industria que gana mucho dinero con estas acciones, pero con estas prácticas no solo pierde el consumidor. También pierde la empresa y sobre todo pierde la confianza en los procesos de “comunicación”. Cosa que debería preocupar y mucho a los que desarrollan su trabajo de una forma profesional.

Si no se toman en serio este tipo de malas prácticas, los stakeholders acabarán asimilando la palabra influencer con presunto estafador.

Juana Pulido, Directora en Estudio de Comunicación España.

@juanapulido

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.