¿Jugamos? Va de cuentos

Lotería de Navidad 2010

Ni lo uno, ni lo otro. El azar y la milonga van reñidos con la Comunicación y ningún profesional se la juega y mucho menos por Navidad. Desde que ésta perdió su natural espiritualidad en brazos del consumismo, la campaña de Navidad es uno de los hitos publicitarios del año y de su éxito dependen muchos balances. El anuncio de la Lotería de Navidad es un clásico y uno de los más esperados en estas fechas. La desaparición, sin previo aviso, del “calvo” más famoso de la historia de la Publicidad, creado por Publicis, se justificó porque el personaje, interpretado por Clive Arrindell, podía haber fagocitado el mensaje, es decir, el público recordaba más al actor y menos el motivo de su asomo a la pequeña pantalla, o lo que es lo mismo,  incentivar la compra de décimos. Entonces se temió que si no se daba un giro en el enfoque de la campaña hubiera una caída de las ventas de Lotería. Y dicho y hecho: llevamos cuatro sin el actor inglés en pantalla. A mi juicio con luces y sombras.

En la edición de este año, el mensaje del anuncio de la Lotería, con una bonita estética narrativa, nos traslada a los lugares comunes de la memoria colectiva, los de la infancia y la magia de los cuentos. Con Alicia en el país de las maravillas, Peter Pan, 101 dálmatas, El gato con botas y hasta una Cenicienta transgresora, los gestores de ONLAE han acertado y este año, sí, han logrado encontrar un buen sustituto al “calvo” de la Lotería.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.