La Comunicación Interna, un valor incalculable

El Publicista, 08/07/2011.- Victoria Magro, consultora senior de Estudio de Comunicación, firma este artículo en el que se refiere al libro “Comunicación Interna en la Empresa. Claves y desafíos” y añade algunos ejemplos de cohesión interna como base del éxito, “como ya lo demostró ‘la roja’ en el Mundial”. Puede ver la reseña aquí o acceder a la Web de El Publicista.

————–

 Una empresa es la suma de muchos esfuerzos, de muchas dedicaciones, de infinidad de talentos con matices diversos y de un abanico de polivalencias de personas generalmente distintas y hasta opuestas. Sólo el engranaje de todas estas características puede llevar a la Compañía a progresar, a crecer y a conseguir sus objetivos. Únicamente, con una buena Comunicación Interna que haga a la ‘máquina’ trabajar ordenada y eficazmente pueden obtenerse buenos resultados empresariales. Y, todavía, es más fundamental en épocas de desconfianza, de desánimo, de crisis y desconcierto. Entonces, contar con una plantilla motivada, una organización unida en un proyecto común de supervivencia o de éxito, es esencial.

Se acaba de presentar en Madrid, editado por Aedipe (Asociación Española de Dirección y Desarrollo de Personas), el libro ‘Comunicación Interna en la Empresa. Claves y desafíos’ que ha contado también con la participación del Banco Santander, que aporta un último capítulo en el que se detalla la gestión de la Comunicación Interna en la Entidad, sus principales políticas corporativas en este ámbito y los canales de los que disponen. Tanto el Director general de RRHH, José Luis Gómez Alciturri y el Director general de la División de Marketing y Comunicación, Juan Manuel Cendoya, han destacado que ‘la Comunicación Interna es fundamental para el Banco, para que todas las personas de la organización estén informadas sobre los acontecimientos, estrategia y objetivos del Grupo y para que conozcan y se identifiquen los valores y cultura corporativos, de forma que se sientan orgullosos de formar parte de Santander’. Esto es, que se sientan orgullos de ‘lucir la camiseta’ de un equipo del que forman parte mas de 180.000 personas. No hay éxito sin unión, como ya lo demostró ‘la roja’ en el Mundial’, cuando todos tuvimos la ocasión de ver a un equipo formado por jugadores que están acostumbrados normalmente a enfrentarse, e incluso a insultarse, y que fueron capaces de perseguir un mismo objetivo y alcanzarlo, gracias a su organización interna y a su consolidación en un solo grupo unido y motivado. Seguramente, el señor Del Bosque, con su Comunicación interna, tuvo mucho que ver.

Aspectos como estos son los que se tratan en el libro, como la importancia del liderazgo, la importancia de la portavocía de los trabajadores que se convierten continuamente en un amplificador del sentir de la empresa, la ética empresarial y la Reputación Social Corporativa, cuestiones sin las que en una sociedad moderna y desarrollada como en la que hoy vivimos es imposible avanzar, ser considerado y ocupar un lugar digno en el mercado.

Estas cuestiones que pueden parecer teoría pura, están bien aderezadas en ‘Comunicación Interna en la Empresa. Claves y desafíos’ con recetas prácticas en capítulos sobre flujos de la Información, los procedimientos a seguir y las herramientas de la Web 2.0 que pueden utilizarse. Además de tener la ‘Casa’ ordenada hay que estar siempre preparados para afrontar los malos momentos, los que no dependen de nosotros, o sí.

En Comunicación hay terremotos, tsunamis e inundaciones, hay epidemias, volcanes de lava, hasta catástrofes nucleares. Aun contando con la más meticulosa planificación de Comunicación o con un Manual de Crisis más extenso, lo cierto es, que los males contra la imagen de la Compañía pueden sorprendernos: una crisis de productos, de crisis directiva, víctimas, absorción o fusión empresarial, regulaciones de empleo. Y para cada una de ellas hay que tener una respuesta adecuada y un mecanismo específico. Por ello la importancia de diseñar una estrategia de Comunicación que marque el rumbo a seguir, los ejes y mensajes a transmitir así como los soportes para su transmisión.

Tal vez la Comunicación no sea un fin en sí misma, pero sí que, en los buenos y en los malos momentos, es una herramienta decisiva para mantener a la tripulación unida y seguir el rumbo debido.

No lo dijo Confuncio, lo han dicho también Jose Luis G. Alciturri y Juan Manuel Cendoya en el prólogo del libro: “es fundamental mantener un diálogo fluido entre empresa y profesionales, del que surge una inteligencia interna de valor incalculable para el proyecto empresarial”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.