La estrategia, el sólido pilar de la comunicación

La Publicidad.- Quien esté libre de usar las redes sociales que tire la primera piedra. Todos, en mayor o menor medida, hemos utilizado alguna vez una plataforma digital, ya sea con un usuario propio o a través del dispositivo de otra persona. El boom del uso del social media “explotó” con el nacimiento de la generación millennial y, con ellos, la necesidad de las compañías de adaptarse, de la manera más rápida posible a los requerimientos de estos nuevos potenciales clientes con una fuerte presencia digital.

La Comunicación siempre ha sido muy camaleónica, articulándose en torno a los cambios que han traído las nuevas generaciones. El problema con el que nos encontramos ahora es la velocidad a la que se realizan esos cambios. La revolución tecnológica es tal que para los comunicadores profesionales es complicado estar al tanto de cada tendencia -y saber manejar sus consecuencias-: nuevas plataformas, nuevos usos, diversas líneas y modas comunicativas, formatos, etc. Seguir este ritmo se convierte en un reto constante para todas las compañías que, aunque disponen de equipos, herramientas y todos los recursos necesarios tienen que estructurar una buena estrategia para impactar al público objetivo deseado.

Diseñar una buena estrategia es un proceso que requiere entender en profundidad las dinámicas cambiantes de los usuarios, sus interactuaciones con otros, así como las nuevas herramientas y redes sociales. Para llegar a este conocimiento profundo es importante partir del análisis de las diferentes plataformas y, una vez hecha la estrategia, seguir analizando de manera continua y escuchando a la audiencia para poder tomar las mejores decisiones en cada momento. La clave está en impactar de manera directa y positiva sobre los usuarios.

Además, en este mundo de las plataformas digitales, las campañas de paid media cobran una importancia adicional para la segmentación de audiencias y para poder ser capaces de llegar a nuestros públicos de una manera rápida, efectiva, con un contenido personalizado y que sea de valor para cada una de las personas que lo reciben.

En este sentido es muy relevante decidir qué tipo de formato es el más adecuado para impactar y generar un recuerdo positivo en el usuario.

En estos momentos, la tendencia continúa siendo el vídeo, y lo datos no hacen más que demostrar la efectividad del mismo: según el estudio del Iab sobre la inversión publicitaria en medios digitales en España en 2019, la inversión en display (que incluye display non video, video, branded content y publicidad nativa) se ha incrementado un 12,1% respecto al año anterior.

Además del formato, también es muy relevante prestar atención al momento en el que se encuentra el propio ecosistema digital y cuáles son los agentes que están en boga, algo que tenemos que tener en cuenta para poder llegar a ciertos públicos. En este momento, por ejemplo, no hay estrategia enfocada a la generación Z que valga si no incluye TikTok, la aplicación móvil de vídeos cortos que ya ha superado a Facebook en número de descargas, con más de 1.500 millones.

La rueda continúa girando y la única manera de seguir impactando a las generaciones más jóvenes, inmersas en un ecosistema propio, con sus reglas y peculiaridades es seguir analizando y observando, para que las estrategias que diseñemos sean lo más adaptadas posible al mercado. Finalmente, lo que no varía es el papel relevante que juega la comunicación creativa y adaptada a cada público objetivo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.