La importancia de saber comunicar

Cuando uno se dedica a la comunicación de manera profesional, tiende a olvidar lo importante que ésta es también en el ámbito particular… ¡hasta que alguien consigue sorprenderte! Viene esto a cuento de un mail recibido por un director de recursos humanos de una multinacional, que me asegura que, con los tiempos que corren, no transcurre un día sin que le entren más de 100 solicitudes de empleo en su correo electrónico.

No me consta si la autora del mail que copio abajo se hizo con un puesto, pero sí que alcanzó el objetivo inicial: captó la atención del receptor. Y eso que pasar el primer “corte”, con tanta sobreoferta, es más que complicado, pues no solo es necesario saber comunicar, saber qué decir y cómo decirlo, sino saber cómo diferenciarnos y cómo, a través de un par de párrafos, ganarnos a la “audiencia”.

Asunto: Currículum Interesantísimo (¡Un vistazo no cuesta nada!)

Texto: “Buenas tardes: No pase de largo… Un segundín… Como mucho minuto y medio, ni siquiera medio cigarrillo, una espera para que se enfríe el café… Sólo ese tiempo para presentarme y llamar un poquito su atención. (…) Cuento con más de 12 años de experiencia, que implica muchas cosas, entre ellas, control en situaciones de estrés, capacidad de organización, ajustarse a un presupuesto y a una fecha límite, relación con clientes de alto nivel  y la paciencia y psicología que eso implica muchas veces (…) Estoy acostumbrada a conseguirlo todo, por poco dinero y para ayer, y todo ello con una sonrisa a pesar de tener la cabeza en ebullición y la oreja ardiendo por el móvil. Y, sobre todo, se me dan bien los clientes. (…) He dirigido equipos de trabajo de más de 100 personas…  Bueno, y mi madre también dice que soy buena en mi trabajo, aunque claro, madre no hay más que una. Sí que puedo decir con humildad y sin que mi madre tercie, que sí que me han felicitado por mi trabajo o, al menos, no se han acordado de mí porque ya saben lo que se dice: si nombran a producción, es para quejarse, si no la nombran, es que todo ha salido a la perfección. (…) Aunque supongo que con los tiempos que corren estarán recibiendo la autovía de Burgos en currículos, les paso el mío por si me pueden tener en cuenta para un futuro puesto de producción.

Disculpe mi entusiasmo; lo que necesite, ahí estaré.

Gracias por llegar hasta el final si así ha sido y reciba un cordial saludo”.

Imagino que habrá a quien le guste y a quien el texto, el estilo, las formas… En mi opinión, simplemente con que sirva para generar debate demuestra que la comunicación, como la poesía de Celaya, sigue siendo “un arma cargada de futuro”.

Por Miguel A. Fernández Algaba, consultor senior.

@mfernandezalgab

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.