La moda reina en las redes sociales

 

Que lo absurdo se venda depende de Twitter, este titular de la revista SModa captó sin duda mi atención para continuar leyendo un artículo que explicaba como las redes sociales se han convertido en el termómetro para medir una posible salida comercial de los elementos más raros que se presentan en las pasarelas. Apuntaba como “las marcas son cada vez más conscientes de que cuanto más descabelladas son algunas de sus piezas, más comentadas, deseadas y por lo tanto únicas”, de este modo para las grandes firmas “un comentario positivo, un retuit o un like son inmediatamente traducibles a venta potencial”.

Realmente que los zuecos geta de Prada vayan a ser un hit de ventas por mucho que Elle Faning se los haya puesto en una alfombra roja es difícil de afirmar. Pero lo cierto es que si hay un sector en el que no hay duda de que las interacciones en redes sociales se convierten en compras ese es el de la moda.

En la moda ya no basta con supermodelos y grandes desfiles, a no ser que seas Victoria Secret, sino que cada vez se tiende más a buscar las recomendaciones de las que podríamos llamar “expertas ajenas a la marca”, es decir, las bloggers del momento. Las grandes firmas ya no pueden dejar de lado los blogs ni las redes sociales en sus estrategias publicitarias sino que además, refuerzan estos aspectos tratando de dar algo más.

¿A qué se debe esto? Pues quizás a que el usuario está buscando en las marcas un valor añadido en un momento en el que puedes encontrar un pantalón vaquero en cualquier establecimiento que se precie, por lo tanto, un pantalón común debe convertirse en el “pantalón”. Como ejemplo, leía hace unos días que Inditex ha estudiado como cada vez que Paula Echevarría saca una de las prendas de la cadena en su blog, ésta se agota en las tiendas. ¿Por qué? Precisamente porque esa camisa verde que podemos encontrar apenas sin variaciones en casi todas las cadenas de moda, se convierte “en la camisa de Paula Echevarría” y, por tanto, se impregna de los atributos de actriz.

En este sentido también se ha puesto de moda el llamado “Street style” que nace precisamente de los blogs de moda de personas desconocidas que recomiendan como combinar prendas y comparten sus looks diarios. Zara incorporó en 2011 la sección “Zara People” en la que publica las fotos de los mejores looks “Zara” de personas anónimas de todo el mundo, conocidas en la jerga como “fashionistas” y, además, premia mes a mes a los mejores. Recientemente otras empresas como Mango también se han unido a esta tendencia.

La época de las grandes modelos como decía antes ha finalizado, los consumidores ya no buscan la inspiración en cuerpos inalcanzables sino en personas como ellos que visten prendas asequibles y con estilo. Las firmas de moda desde luego han sabido verlo y alimentar la tendencia de sus públicos de manera que esta se traduce en beneficios para todos: ingresos para la firma y, para los consumidores, una experiencia que va más allá de la propia compra.

 

Silvia Rodríguez, consultora.

@Silvirs

Foto: Flickr

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.