La nueva “normalidad”

No sé vosotros, pero, desde que empezó el confinamiento y algunos privilegiados nos fuimos a casa a teletrabajar con el miedo en el cuerpo a este enemigo invisible sobre cuyo comportamiento quedan muchas dudas, yo personalmente limité mis salidas al máximo, hasta el punto de que durante los primeros 50 días pisaría la calle dos veces. Mientras tanto, me dediqué a solucionar todas mis compras vía ecommerce.

Al principio es cierto que había problemas de demanda en ciertas plataformas y que los plazos de entrega, por ejemplo, en los supermercados se demoraban demasiado, pero poco a poco los grandes fueron adaptándose a la demanda y empezaron a sumarse iniciativas de comercio minorista.  Todo esto hace que hoy, con un poco de organización previa, no sea necesario salir a la calle para abastecer las despensas ni para seguir adquiriendo la mayoría de los productos necesarios para nuestro día a día.

Y parece que ésta seguirá siendo la tónica de cara a los próximos meses. De hecho, según el Monitor Deloitte sobre “COVID19 – Impacto y Escenarios de recuperación en Consumo y Distribución” se producirán una serie de cambios estructurales en el sector consumo a los que será necesario adaptarse. Deloitte apunta a dos principales, desde el punto de vista del marketing digital, que son la consolidación del canal online (Marketplace) y la aceleración del cambio en el marketing mix.

En lo que se refiere a la consolidación del canal online dice el Monitor de Deloitte que será necesario que las empresas redefinan o apuesten por nuevos canales con los que dirigirse de manera directa al usuario, como redes sociales, plataformas de contenido o de elearning. En cuanto al cambio en el marketing mix estamos en un buen momento para redefinir los canales de comunicación para que sean más online, con más foco en las RRSS, influencers, plataformas de contenido, etc.  También para hacer una firme apuesta por el posicionamiento de contenidos tanto orgánico como pagado en los Marketplace y sobre todo para seguir creando comunidades de usuarios alrededor de la marca.

Desde el punto de vista del marketing digital, se trata de cuestiones que desde las grandes marcas ya se vienen haciendo de manera habitual, aunque está claro que ahora será el momento de aumentar los presupuestos en estos segmentos. Sin embargo, creo que estas mismas herramientas pueden ser muy útiles también para empresas más pequeñas, incluso más locales, que pueden empezar a trabajar las redes sociales para seguir de cerca a sus clientes del día a día, a esos a los que quizás no vayan a ver la cara en mucho tiempo, pero de los que ya tienen la confianza y que no dudarán en apoyarles siempre y cuando sean capaces de llegar a ellos y de ofrecerles propuestas atractivas para esta situación. Campañas en Instagram, marketing de contenidos, SEM, newsletter o incluso lanzarse a crear un ecommerce y familiarizarse con términos como el CPL o CAC  son cuestiones que si se empiezan a asumir y preparar durante estos días ofrecerán un retorno cuando los ciudadanos entremos en esa fase todavía difusa de “la nueva normalidad”. Las herramientas están ahí y son eficaces, ahora solo queda no tener miedo, lanzarse y usarlas con creatividad.

Por Silvia Rodríguez, directora de Estudio de Comunicación.

@Silvirs

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.