“La nueva publicidad: sexo y redes sociales”

Que “el sexo vende”, es una de las afirmaciones más usadas en publicidad. Simplemente basta con echar un vistazo al panorama de la publicidad en nuestro país, algo que comenzaba en los años ochenta y continúa hasta nuestros días, ejemplo de ello son algunos de los videoclips de Madonna o Miley Cyrus.

Aunque el sexo siempre ha sido un buen recurso para atraer ventas y llamar la atención del consumidor, hoy en día, las nuevas generaciones están tan acostumbradas a ver imágenes o publicidad empleando el sexo como herramienta de reclamo que ha acabado convirtiéndose en un factor cotidiano del día a día, como consecuencia, las marcas se han visto obligadas a dar un paso más. Un ejemplo de ello pueden ser las marcas del sector moda y perfumería, las cuales han sido muy cuestionadas por sus campañas consideradas inadecuadas, incluso algunas retiradas del mercado publicitario por “sexistas” o por “alto contenido sexual”.

Otro reclamo que está siendo empleado por grandes marcas, es el estreno de campañas en redes sociales, ¿qué mejor canal para dirigir una campaña a tus stakeholders? Hoy día todos somos conscientes de que gran porcentaje de los jóvenes está conectado a las diferentes redes sociales incluso, ya son muchos los que a través de estas crean su propio canal y se ganan la vida haciendo vídeos para los demás, algo impensable en un pasado.

Definitivamente la nueva publicidad ha dado un giro de 180 grados, se ha pasado de un consumidor pasivo y estático a un “prosumidor” activo, que opina libremente y que en la mayoría de los casos, crea contenidos. Las marcas han tenido que adaptarse, una muestra de ello son algunas campañas publicitarias como la de Tosta Rica y sus concursos para crear los dibujos de las galletas o marcas de snacks que abren una votación online para hacer a sus propios consumidores partícipes de elegir el próximo sabor. De esta manera, aparte de establecer relaciones con los diferentes públicos, dar a conocer la marca y viralizar la campaña, se está fidelizando al cliente en algunos casos. Pero hay que ser conscientes de esa viralización y saber controlarla ya que en cualquier momento, un pequeño fallo o rumor puede volverse en tu contra, provocando un efecto totalmente contrario al que en un principio se buscaba. No hay que olvidar que a día de hoy, el consumidor compra más por el “boca a boca” y las recomendaciones de su círculo de amistades que por lo que realmente ve en la publicidad.

Nuestros tiempos avanzan a pasos agigantados y cada día son más las personas que se suman al uso de internet, las nuevas tecnologías y las redes sociales, y como consecuencia de ello cada vez son más las marcas que intentan sorprender al público con algo novedoso e impactante, pero ¿está ya todo inventado?

Por Beatriz Lamelas, Consultora Trainee en Estudio de Comunicación España.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.