La poderosa arma de lo audiovisual

Esta semana se ha hablado mucho de lo poderosa que es Youtube como plataforma de comunicación social. A raíz de la entrevista que publicó El Mundo sobre Elrubius (para todo aquel que no lo sepa, un profesional de esta red con 16 millones de suscriptores) han surgido diversos debates sobre no desestimar la capacidad que tiene este canal, y los que viven de él, para ofrecer contenidos que conecten mejor con una audiencia.

Lejos de comentar el ya tan manido tema de los “influencers”, es cierto decir que tras sus casos de éxito se esconde una fórmula que ha sabido discernir las necesidades de su target, ofreciéndole unos contenidos y unos soportes que como receptores demandaban. Son estos influencers los que a día de hoy se adaptan con mayor rapidez a los nuevos cambios de los formatos, tanto es así que cada vez vemos a más youtubers, bloggers e instagramers que han comenzado a transmitir vídeos a través de la red Snapchat, que no es sino otra forma más de conectar con la audiencia y con el tipo de discurso que demanda.

No olvidemos que vivimos en la cultura de lo audiovisual, que las lecturas de las noticias online se disparan si van unidas a un buen vídeo, que el blogging se ha transformado en videoblogging,  y que, en definitiva, lo audiovisual es un poderoso recurso más a nuestra disposición para contar mejor una historia y transmitir mejor nuestras ideas.

Avanzamos hacía un punto en el que las necesidades de la audiencia cambian a velocidades alarmantes y que incluso ya no nos parece tan lejano el hecho de poder disfrutar de contenidos a través de realidad virtual, pues ya se está haciendo. Como comunicadores no seamos reticentes a nuevas formas de comunicación, comprobemos la efectividad de los mensajes e investiguemos en nuevos campos que nos permitan establecer ventajas competitivas en la relación con nuestros públicos. Adaptemos nuestro discurso al formato que demanda nuestra audiencia.

Si hace poco hablamos del nuevo periodismo y su necesidad de encontrar nuevas formas para reinventarse, parece obvio considerar que desde el punto de vista de la comunicación corporativa las empresas no deben desestimar las nuevas herramientas que tienen a su disposición para conectar con su audiencia. Y el vídeo es, a día de hoy, la más poderosa de todas ellas.

Por Pedro Soto, consultor de Estudio de Comunicación España.

@pedrosotoft

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.