La primera revolución del bien. Distribución colaborativa del conocimiento

El software libre, el trabajo colaborativo en proyectos como Wikipedia, los millares de personas que ofrecen sus conocimientos libremente en forma de tutoriales… tienen tanta utilidad, causan tal beneficio social que, generalmente, su loa se queda ahí – no es poco-  y apenas se ahonda en la revolución social y sociológica que supone lo que está detrás de todo ello: la distribución universal del conocimiento impulsada por la filantropía.

Vivimos, por primera vez en la historia de la humanidad en un estadio del desarrollo en el que la evolución técnica permite que personas de todas partes del mundo se unan para trabajar juntas en el desarrollo de herramientas y en la distribución de conocimientos más allá de cualquier frontera y más allá de cualquier interés. Creo que todas las alianzas que la historia ha registrado lo fueron para luchar contra algo pero nunca hasta hoy había habido una alianza universal por el conocimiento. Nunca hasta hoy centenares de miles de personas de todos los continentes, todas las culturas, todas las religiones, todas las ideas políticas, todas las razas… se habían unido para beneficiar a toda la humanidad sin distinciones y sin ningún otro interés tras ese empeño.

Decenas de miles de programadores hacen hoy gestores de contenido (CMS) que cualquiera puede usar gratuitamente, otros tantos desarrollan plug-ins que dotan a diferentes programas de software libre de todo tipo de funcionalidades. Algo que hasta no hace tanto era sólo accesible para grandes corporaciones, hoy lo puede usar cualquiera ya sea una ong, un individuo, una empresa o un estado mientras que ninguna corporación por potente que sea puede tener trabajando para sí a tantos miles de programadores. Wikipedia ha construido la mayor enciclopedia multilingüe del mundo que nació y permanece gratuita. De cualquier conocimiento, no importa que sea electrónica, diseño gráfico, medicina, encuadernación, música… se pueden encontrar en la red tutoriales que enseñan y explican. Y las conferencias de reconocidos gurús de altísimos cachés están igualmente disponibles en Internet para quien desee escucharlas.

A la sociedad 2.0 en realidad le sobra el 2 porque vivimos el momento 0 de un estadio en la historia que multiplica casi infinitamente la potencialidad del género humano. Lo diferencial de nuestra especie es la capacidad de generar conocimiento y transmitirlo. Hoy los nuevos medios técnicos y el espíritu filantrópico y colaborativo que anida en ellos hace que el futuro avance de la humanidad pueda tener tras de sí el motor de un conocimiento colectivo compartido en lugar del protagonismo casi exclusivo de personas singulares sobresalientes en su campo. Vivimos el inicio de una revolución.

J. Alberto Mariñas, socio. Estudio de Comunicación. 

@amarinas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.