La segunda oportunidad para una buena primera impresión

Estrategia, 9/04/2013.-En las relaciones sociales y en el mundo de los negocios, se suele cumplir la máxima de que “no hay una segunda oportunidad para causar una buena primera impresión”. La idea inicial que nos formamos sobre un individuo o una organización, condiciona nuestras opiniones y la forma en la que nos involucramos, personal o emocionalmente. Y, lo que es peor, esa idea inicial –positiva o negativa- es difícil cambiarla.

Conscientes de ello, muchas empresas no escatiman recursos para tratar de influir favorablemente en las percepciones de sus públicos de interés, sea a través de la publicidad (potenciando su imagen de marca), y/o de la comunicación (mejorando la reputación). Otras, sin embargo, prefieren mantener un perfil bajo (o nulo), convencidas de que no necesitan hacer algo distinto, porque creen que existe una buena opinión de ellas, y que el silencio las protege de la exposición pública y de eventuales críticas.

Pero, ¿qué hacer cuando una empresa constata que no es conocida, o que, aún siéndolo, no es querida o valorada como desearía? ¿Hay una segunda oportunidad para revertir la situación? Definitivamente, sí, aunque, como con el paciente que admite su enfermedad tras un tiempo desconociéndola, o negándola, se requiere de un trabajo muy meticuloso y tiempo.

Antes de abordar cualquier estrategia para mejorar el posicionamiento de una empresa, es imprescindible disponer de un diagnóstico de partida lo más profundo posible (una auditoría de comunicación), que permita conocer de forma rigurosa qué opinión tienen y cómo perciben a la empresa y a los gestores sus principales públicos objetivo. Sin un diagnóstico certero, será imposible definir un plan de acción efectivo.

Pero, junto a ello, es necesario también tener claridad sobre los factores que intervienen en la formación de la percepción, y que, básicamente, tiene que ver con lo que queremos ser, con lo que decimos y con lo que hacemos, pero también con lo que decimos y hacemos sin querer, y lo que dicen otros de nosotros. Todos estos elementos deben ser gestionados de forma adecuada por profesionales competentes, porque sólo así las empresas podrán contar con una segunda oportunidad para revertir una mala primera impresión.

Puede descargar la reseña. 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.