Las Fake News más peligrosas

No parece evidente que esas noticias falsas que se crean para desinformar, influenciar o monetizar contenidos fácilmente “viralizables”, puedan suponer un peligro real para la sociedad. Incluso si se trata de las que se multiplican antes de unos comicios para tratar de influir en sus resultados. Sin embargo, hay un tipo de mentiras que se extienden por la red como la pólvora y que sí suponen un verdadero riesgo para las personas. Son aquellas relacionadas con la salud.

¿Cuántos mensajes de Whatsapp nos descubren que un alimento que comemos habitualmente causa cáncer o que otro que también es de lo más corriente, en realidad tiene la propiedad de curar la misma enfermedad de forma milagrosa? ¿Y quién no ha acudido a cualquier página de Google para tratar de averiguar la causa de un malestar en vez de consultar a un especialista?

Aunque parezca increíble, un gran porcentaje de la población le da credibilidad a estas informaciones falsas y actúa de forma negligente poniendo en riesgo su salud. Se sabe porque muchos acuden sus médicos para corroborar lo que han leído en internet o lo que les ha llegado a través de un mensaje Whatsapp (afortunadamente).

Para luchar contra esta peligrosa desinformación, la Asociación de Investigadores en eSalud (AIES) ha creado la iniciativa #SaludSinBulos. Se trata de un observatorio con una amplia red de médicos colaboradores que detectan informaciones falsas que están en circulación y se esfuerzan por desmentirlas enviando notas de prensa y difundiendo la información correcta por internet. En la web www.saludsinbulos.com, todos podemos denunciar una información sospechosa de ser falsa, para contribuir a luchar contra esta nociva forma de Fake news.

Una temática de lo más variada

La imaginación de los creadores de estas informaciones no tiene límites. Entre los últimos bulos desmentidos podemos encontrar el que asegura que la diabetes desaparece en cinco días con un remedio natural  a base de agua mineral, clavo en polvo y canela; el que alerta de que determinados antigripales provocan hemorragia cerebral o el que advierte de que la vacuna triple vírica provoca autismo en los niños.

Con la salud no se juega

Debemos saber que la principal motivación de los creadores de este tipo de información es casi siempre la búsqueda de alguna forma de monetización a través de su gran potencial de viralidad. Pero con el asunto de la salud no se juega. Por eso es importante no contribuir a la difusión de estas informaciones y alertar a aquellos contactos que nos las reenvíen de que es probable que sean falsas. Además, aunque a veces nos pueda resultar difícil, debemos vencer la tentación de tratar de auto diagnosticarnos con el doctor Google en lugar de consultar a un especialista. Si no somos proactivos y no corregimos estas conductas, estaremos contribuyendo a que se siga generando esta perversa forma de Fake news.

Por Estefanía Campos, consultora sénior en Estudio de Comunicación España.

@Ecampos1976

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.