Las tres claves del éxito de comunicación del libro “Madre hay más que una”

La periodista Samanta Villar, conocida por el programa “21 días con…”, ha publicado el libro “Madre hay más que una” con reflexiones sobre su reciente maternidad y lleva más de dos meses incendiando los Medios de Comunicación y las Redes Sociales. Hay mucha gente que la defiende. Hay mucha gente que la crítica. No hay término medio. Todo el mundo quiere opinar. Así que aquí va otro post sobre el libro, otra evidencia del éxito arrollador en comunicación integral del lanzamiento de esta novedad editorial.

¿Puede existir mayor éxito en una estrategia de comunicación? Si se trata de una empresa del IBEX, por ejemplo, es bastante desaconsejable. Si se trata, sin embargo, de la comunicación de un producto, en concreto de un libro, no. Queremos que hablen de nosotros bien o mal, no importa; mucho, sí.

¿Cómo lo ha conseguido Planeta con “Madre hay más que una”? Desde mi punto de vista, tres son las claves:

  1. El tema del libro en sí: la maternidad. No es un asunto que concierne a muy pocos. Concierna, al menos, a la mitad de la población.
  2. La autora es una periodista de televisión, lo que proporciona una visibilidad y popularidad fabulosa. Periodista que incluso se prestó a grabar su propio proceso de embarazo y ¡parto!
  3. Y lo que es más relevante: en todas las entrevistas y presentaciones ha pronunciado declaraciones “polémicas”.

Samanta Villar, por su popularidad previa, tiene fácil entrada en los Medios de Comunicación. Cuando la entrevistan podría haber optado por hablar de la maternidad y sus dificultades -tema de su libro- con mesura, buscando la aceptación, lanzando el mensaje amistoso y políticamente correcto.

Sin embargo se atreve y afirma, por ejemplo, que: “la maternidad resta calidad de vida” y lo vende como “cuento información de utilidad que hoy en día no se cuenta a las chicas”.

A partir de ahí se pronuncian los que la defienden: que es una mujer libre de decir lo que quiera; que, efectivamente, la sociedad edulcora este proceso; que hay dificultades sobre las que es bueno hablar…

Y los que la critican: que qué van a pensar sus hijos cuando crezcan; que si habla desde un punto de vista frívolo y superficial; que si la mayoría tuvieran los recursos para criar a sus hijos que tiene ella…

Y así un largo etc. La polémica se ha trasladado a tertulias mediáticas, a las Redes Sociales; los opinadores profesionales han escrito artículos sobre el tema… En suma: se ha generado una auténtica corriente de opinión pública.

¿Es una estrategia de comunicación -la búsqueda de la polémica- trasladable a cualquier otro producto? Rotundamente no. ¿Ha funcionado en este caso? Rotundamente sí. Y como prueba un botón: este post es mi humilde contribución a la causa.

Por Cecilia Díaz, consultora sénior de Estudio de Comunicación España.

@ceciliadiazmart

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.