Líneas rojas informativas en la red

Con retraso, como corresponde a temas índole jurídico y gran calado social, pero al fin, los ministros de justicia europeos han cerrado un acuerdo que permite a los ciudadanos pedir el borrado de información personal en internet.

La nueva normativa tiene por objeto adaptar las reglas vigentes en la UE sobre protección de datos a la nueva realidad de internet y las redes sociales y garantizar un mayor control para los usuarios del tratamiento de sus datos personales en la red y que las empresas deban solicitar el consentimiento expreso del usuario para dicho procesamiento. Así, los usuarios que se sientan perjudicados por el tratamiento de sus datos tendrán derecho a reclamar a quienes infrinjan el reglamento europeo, con sanciones ya establecidas que pueden llegar hasta un un millón de euros.

No sólo Google, sino diarios, redes sociales y foros de páginas webs tendrán que subyugarse ante esta nueva norma que pretende ayudar a salvaguardar la privacidad de los ciudadanos y su seguridad. Las ventajas de Internet en la vida moderna son innegables. No obstante, todo poder conlleva implícita una altísima responsabilidad. Queda por debatir ahora si este limite a lo que divulgan las redes puede ser un menoscabo para la libertad de información.Serán los jueces quienes deban marcar las líneas rojas informativas que separan privacidad de libertad y actuar en consecuencia.

Por Santiago Castaño, consultor sénior de Estudio de Comunicación España. 

@santi_castano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.