Los buyers perfectos

El marketing digital tiene absolutamente claro que conectar con los millenials es algo natural pero los que, como es en mi caso, estrenamos los cincuenta, compruebo con satisfacción que, seguimos siendo muy atractivos y seductores. Nos estamos convirtiendo en el uno de los principales blancos del marketing digital de las marcas.

Los estudios sobre los hábitos del los consumidores están demostrando que la fidelidad a las marcas es cada vez más amplia y variable. La propensión al cambio de marca está creciendo dado que este espectro digital se ha ampliado, la relación con las marcas es bidireccional y la opinión de otros consumidores cada vez tiene más peso en la decisión de compra.

Como destacaba en una reciente intervención Mayte Gómez, Industries Head of Google, hay mayor volumen de negocio digital, las opciones han crecido y las búsquedas de un producto son cada vez más personalizadas.

Y ahí sobresalimos los middle age por claras razones. Inquietud, un poder adquisitivo por encima de la media, buen manejo de la tecnología y posibilidad de cambio de marca. Además, valoramos la experiencia online pero, también, la presencial. Al fin y, al cabo, somos nativos del ladrillo.

Como diría Scott Malkin, el estadounidense fundador de Value Retail, “El futuro de las compras es digital, el futuro de las marcas es físico«. Una frase que define bien nuestro perfil.

Sin lugar a dudas, en marketing digital, somos los ¡buyers perfectos!

Por Ana Rodríguez, directora en Estudio de Comunicación.

@Arodriguezgas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.