Los fantasmas no son racistas

La reciente polémica sobre la autoría de trabajos universitarios ha sacado a la palestra una expresión: “negro”, que llama la atención que se repita en numerosas informaciones a pesar del tono racista que conlleva. Para algunos esta palabra es una referencia al hecho de que alguien hace en la trastienda o en la oscuridad un trabajo para otro sin identificarse. Sin embargo, creo que la mayoría entendemos que estamos hablando del pasado, y señalando el hecho de que los esclavos eran mayormente personas de color.

Desde hace años, son muchas las ocasiones en las que lo políticamente correcto nos está obligando a cambiar o camuflar conceptos. Así, decimos interno en vez de recluso o trabajadora sexual en vez de prostituta, entre otras muchas expresiones. Y esto está bien.

Por ello, y dado que trabajamos en comunicación, no está de más fijarnos en estas palabras habituales, de nuestra realidad cotidiana, que si analizamos objetivamente son totalmente incorrectas.

De hecho, en Francia, aunque también se usa esta expresión, existe el término “prête plume” o pluma prestada para referirse a esta situación. O la expresión se traduce en inglés como “ghost”. Propuestas ambas igual de válida para expresar lo mismo.

Ana Rodríguez, directora en Estudio de Comunicación España

@Arodriguezgas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.