Los farmacéuticos, #SiempreDeGuardia

“Estamos en un momento crucial y hay que dar nuevos pasos, por eso hemos hecho un llamamiento para que las autoridades sanitarias aprovechen el potencial de los farmacéuticos y las farmacias frente a la Covid-19”.

Así lo reivindicaba recientemente Jesús Aguilar, presidente del Consejo General de Colegios Farmacéuticos, coincidiendo con la celebración del Día Mundial del Farmacéutico, que cada año se conmemora el 25 de septiembre.

Y es que, muy lejos de ser un mero dispensador de medicamentos, el farmacéutico es una figura de crucial importancia en el cuidado de la salud de la población y un actor clave para conseguir sus objetivos de salud. El boticario es el profesional sanitario más inmediato y cercano del que disponemos los ciudadanos, que damos un alto valor a su consejo. De hecho, es a ellos a quienes acudimos en muchas ocasiones ante determinadas dolencias o cuando tenemos dudas, por ejemplo, sobre cómo tomar un tratamiento, cómo debemos conservarlo, los posibles efectos secundarios y tantas otras cosas.

Además, como experto en medicamentos que es, el farmacéutico también lleva muchas veces a cabo el seguimiento de tratamientos farmacológicos, realiza labores de farmacovigilancia, coopera con los equipos de Atención Primaria que corresponda, trabaja en promoción de la salud y en la prevención de enfermedades y ejerce como educador sanitario. El farmacéutico se ha erigido así en una pieza fundamental de nuestro sistema sanitario.

Para desarrollar con éxito muchas de estas labores y poder realizar una atención farmacéutica eficaz, la comunicación farmacéutico-paciente resulta fundamental. Numerosos estudios demuestran que la comunicación proactiva y bidireccional entre el farmacéutico y los pacientes contribuye al éxito del tratamiento. De hecho, la eficacia del tratamiento y la adherencia al mismo, sobre todo en enfermos con patologías crónicas, mejora cuando el profesional mantiene una actitud de escucha activa, amistosa y con apoyo emocional y el paciente puede exponer sus expectativas y participar activamente.

Teniendo todo esto en cuenta, no cabe duda de los farmacéuticos en general y las más de 22.000 oficinas de farmacia que hay en España en particular pueden desempeñar un papel clave en un contexto de pandemia tan crítico como el que estamos viviendo para evitar la sobrecarga de los centros de salud, asumiendo labores como, por ejemplo, la administración de vacunas -previamente formados para ello- o el rastreo y seguimiento de contagios.

Todo ello, sumado al potencial de las oficinas de farmacia para “dar consejos, gestionar los miedos y orientar” en mitad de una gravísima crisis sanitaria, pone de nuevo sobre la mesa el papel fundamental y el protagonismo creciente de estos profesionales para reforzar la capacidad asistencial de los sistemas sanitarios

Y es que, como recordaba el Consejo en una campaña dirigida a reconocer y agradecer el esfuerzo que los farmacéuticos en esta pandemia, los farmacéuticos están #SiempreDeGuardia.

 

Por Rosa María García, Directora Área Salud de Estudio de Comunicación.

@rosamgllorente

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.