Los 'Ja-Jas' son de Marte y los emoticonos de Venus

El sexo también influye en Internet. Al menos, a esa conclusión han llegado varios estudios que han analizado la influencia del género a la hora de redactar mensajes de texto a través de las diferentes plataformas y redes sociales.

Según los resultados alcanzados en los mismos, las mujeres serían más expresivas y propensas a suavizar y, por tanto, utilizar emoticonos que fortalezcan las relaciones de afecto, mientras que ellos suelen ser más directos y menos expresivos.

Por consiguiente, las diferentes formas de interactuar en la vida, en función del sexo, también tienen su reflejo en los mensajes enviados a través de Internet. Esa es la conclusión a la que llega el último estudio del grupo de investigación de Facebook, realizado el pasado verano, en el que se señala que del total de mensajes analizados en esta red social, el 15% contenía símbolos de risas, la mayoría enviados por mujeres, mientras que los hombres preferían escribir la onomatopeya para referirse a la misma: ‘jajaja’, en sus diferentes versiones.

Ya en 2014 la socióloga estadounidense Alecia Wolf, de la Universidad de Texas, realizó un trabajo similar y llegó a la conclusión de que las chicas mandan el doble de símbolos y emoticonos que los hombres, con el matiz de que la mayoría de ellos eran de alegría, mientras que ellos prefieren los que denotan sarcasmo.

Un famoso estudio sobre comunicación interpersonal realizado en EE.UU. en los años 70, pre-digital, por consiguiente, ya aclaraba que la mayoría de las interrupciones en una conversación son realizadas por los hombres mientras que las mujeres trataban, en su mayoría, de reforzar la relación afectiva con sus interlocutores.

Trasladado esto a la era actual digital, las mujeres seguirían siendo menos dominantes en las charlas, a pesar del anonimato que brindan a menudo las redes sociales o los chats, y suelen usar expresiones y símbolos más agradables. Ellos, por contra, tratan de tener la razón y de demostrar y exhibir conocimientos.

La explicación a todo ello estaría en la educación que reciben ambos géneros a lo largo y ancho de todo el planeta que, en el caso de las mujeres, está más enfocada a potenciar todo lo relacionado con la interacción social y a fomentar el hecho de agradar, frente al fomento de la competitividad en el caso de los varones.

Por Fernando Geijo, consultor sénior de Estudio de Comunicación España

@fergeijo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.