Los periodistas ante el Ibex 35

Recientemente hemos tenido la oportunidad de contar como invitado en uno de nuestros desayunos de Estudio de Comunicación a Íñigo de Barrón, periodista de El País y presidente de la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE). Bajo una premisa “hace falta tomarse en serio el periodismo económico”, de Barrón nos explicó el interesante trabajo que llevan a cabo desde esta veterana asociación, nacida en 1973, para proteger y defender los intereses de sus asociados.

Una protección que, según de Barrón, se ha hecho más necesaria que nunca ya que la figura del periodista y de los medios de comunicación es, “cada vez más débil” frente a las grandes corporaciones.

Uno de los principales problemas detectados y denunciados por esta Asociación, y del que más se habló en esta charla, es “la falta de transparencia” de algunas empresas del Ibex 35 que no presentan ante los Medios de comunicación a su Consejero Delegado al menos una vez al año para rendir cuentas sobre los resultados económicos y sobre el devenir de la organización.

Esta asociación lo achaca a la crisis económica y a unos peores resultados de las empresas. Así, se ha reunido con la CNMV para pedir que transmita a estas entidades la necesidad de impulsar esta comparecencia. Cosa que la CNMV ya ha hecho en un código de buenas prácticas sobre la relación de las empresas con los medios de comunicación. 

Como consultora de comunicación con experiencia en asuntos financieros, comparto sin ambages la apuesta por la transparencia.

No creo en el cerrojazo informativo como solución ante unos resultados empresariales no tan favorables. Desde mi punto de vista, esta postura a la larga es contraproducente. Cierto que los ejes comunicacionales tienen que ser estudiados y analizados caso por caso, pero bajo una premisa:  las empresas (sobre todo las cotizadas) deben abrirse cada vez más a la sociedad en la que operan.

Así, han de entender que los Medios de Comunicación son un stakeholder fundamental al que hay que valorar y respetar. Trabajar la relación de las empresas con ellos es una cuestión de tiempo, cuidado y mucha dedicación.

Si esto se lleva a cabo con estrategia (que persiga un posicionamiento determinado y único) y con el enfoque en el largo plazo, estoy convencida de que unos malos resultados puntuales, bien explicados, no dañarán tanto la imagen corporativa de las cotizadas como muchos ejecutivos podrían esperar.

Por Cecilia Díaz, consultora senior en Estudio de Comunicación

@ceciliadiazmart

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.