Imagen País: El autogol de Dilma

Mundo Ejecutivo, 04/08/2014.- Carlos Bonilla, Vicepresidente ejecutivo de AB Estudio de Comunicación en México escribía una columna en Mundo Ejecutivo sobre cómo los grandes eventos deportivos son un gran escaparate para la nación que los organiza, una buena táctica de relaciones públicas e imagen para crear o afianzar la ‘marca país’.

Son muchos los países que en el pasado han utilizado este tipo de eventos para lanzar al mundo el mensaje de que son un país desarrollado. Sin embargo, el Mundial de Fútbol de Brasil no ha dado el resultado que su dirigente, Dilma Rouseff, esperaba.  Las constantes protestas y conflictos que tuvieron lugar antes y durante el tiempo que tuvo lugar el Mundial en contra de la corrupción y, sobre todo, el gasto excesivo en infraestructura frente al elevado nivel de pobreza que asola el país, han hecho que estar en el punto de mira de todo el planeta sea un arma de doble filo y que la imagen  de Brasil que se ha proyectado al resto del mundo sea la de un país con problemas de inseguridad, precariedad y descontento social.

Las estrategias de Relaciones Públicas deben tener en cuenta la coyuntura de la empresa o institución independientemente del objetivo que persigan para evitar que las decisiones tengan efecto boomerang y propicien una mala reputación en lugar de una mejora de la misma.

@Karlabon

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.