Melibeas para Calistos

Lo que no se conoce no existe. O, al menos, pasa desapercibido. Esta máxima que forma parte indisoluble del abecé de la comunicación es, de nuevo, aplicable al caso que nos ocupa: transmitir a los respectivos públicos objetivo la ‘nueva’ realidad de la economía española.

De hecho, una de las últimas informaciones elaboradas en el marco del servicio conjunto de noticias económicas en español, fruto de la alianza entre las agencias EFE y Dow Jones, habla del creciente cambio de percepción que sobre la economía española se comienza a tener en los mercados exteriores.

Así, esta información, firmada por los periodistas Carlos López Perea y Ana García Ruiz, habla del “fuerte interés extranjero que recientemente han suscitado varias compañías españolas, hasta ahora desconocidas, pero que cuentan con equipos de gestión de primera talla y proyectos ambiciosos para competir mundialmente”.

Toda una declaración de intenciones a la que ponen nombres y apellidos concretos del incipiente firmamento patrio de startups, como ha sido el caso del interés mostrado por el gigante japonés del comercio electrónico, Rakuten, tras el fuerte crecimiento experimentado por Cabify, la compañía de transporte privado con sede en Madrid, o la inversión del fondo tecnológico Atomico, del creador de Skype, en Jobandtalent, la aplicación móvil para encontrar trabajo.

Al interés inversor extranjero por España y sus empresas se sumaría el cambio de mentalidad acaecido en las mismas, fruto de su mayor profesionalización e internacionalización por mor de la crisis, lo que augura, según los expertos, una significativa entrada de fondos de inversión extranjeros en nuestro país, con los chinos ocupando posiciones destacadas en la parrilla de salida, como ya han demostrado tras sus recientes adquisiciones en Urbaser, filial de ACS, o la conservera gallega Albo, por citar algunos ejemplos.

En definitiva, un caldo de cultivo que supone poner en el escaparate frente a los inversores foráneos a auténticas joyas empresariales españolas, desconocidas hasta ahora pero que cuentan con un magnífico potencial de encontrar ‘novio’ inversor gracias, también, a la celestina de la comunicación.

Por Fernando Geijo, consultor sénior de Estudio de Comunicación España.

@fergeijo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.